Simón Gaviria

¿Por qué no se producen más alimentos?

Simón Gaviria
POR:
Simón Gaviria
junio 26 de 2008
2008-06-26 12:13 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c6ed1b8ce.png

Mientras la economía en el 2007 creció al 7,5 por ciento, el sector agrícola apenas creció al 3,2 por ciento. Los sectores exportadores están muy golpeados por una revaluación sin precedente. Parte de las ganancias se la están comiendo los costos de transportes por alzas en los combustibles. El aumento de casi el 65 por ciento en fertilizantes y 30 por ciento en semillas, no estaba presupuestado. La demanda de 2.500 millones de chinos e hindús, cuyos ingresos se han triplicado en esta década, está desbordando la capacidad productiva global. Sobra decir, que nunca Venezuela nos había comprado tantos productos agrícolas.

Es una tendencia curiosa, mientras siguen subiendo los precios, casi 10 por ciento el último año, aún así el sector no crece. Pero precisamente, en estas coyunturas es cuando uno esperaría un aumento en la siembra del sector agrícola. Cuando el precio del tomate sube, se siembra más tomate y se modera el precio, por lo menos esto es lo esperado. Pero esto no está pasando. Y es importante ver cómo el esquema de incentivos puede estar cegando a los productores frente a la alza de precios.

En Colombia, introdujimos el modelo Malayo, que premia la producción de productos de tardío rendimiento, dígase palma, yuca, y cacao. Los incentivos para los cultivos de tardío rendimiento son acertadamente eficaces y generosos: se permite deducir 10 por ciento de las inversiones de la renta y una variedad de otros apoyos permanentes al sector. Según cifras del Ministerio de Agricultura, durante el 2003-2007, la siembra de cultivos tardíos aumentó 7,2 por ciento y los cultivos de corto rendimiento -9,8 por ciento. Uno podría concluir que parte de la explicación de este fenómeno es el agricultor pasándose de corto a tardío rendimiento por los incentivos.

Tenemos que defender los incentivos de tardío rendimiento, no se puede castigar la eficiencia ni lo que ha funcionado bien. Lo que sabemos es que cuando los incentivos son temporales se guardan la plata en el bolsillo, como denunció el Ministro cuando muchos exportadores se guardaron la plata de apoyos cambiarios. Los incentivos deben ser permanentes si queremos cambiar el comportamiento. Debemos alejarnos del subsidio menudeado y buscar algo con más permanencia institucional. Si esta tendencia se mantiene y nos seguimos alejando de siembra de corto plazo (maíz, arroz, soya, etc.), vamos a aumentar el costo de la canasta familiar y la inequidad en Colombia.

P.S. Los insumos no-petroleros de los fertilizantes van disparados, en el último año, el precio del fosfato aumentó 274 por ciento y potasio 304 por ciento. Hay un cartel liderado por productores rusos, estadounidenses, y canadienses de potasio y fosfato. No quedaría mal demandar a estos países frente a la OMC por prácticas que restringen la competencia. Estados Unidos, explícitamente en una Ley de 1918, defiende su derecho a mantener monopolios para estos productos.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado