Juntas directivas

La confianza es un valor extra que genera beneficios al público interno.

Theodore Dysart
POR:
Theodore Dysart
abril 20 de 2011
2011-04-20 12:09 a.m.

 

En el primer semestre del 2011, de acuerdo con algunas proyecciones, se verá un aumento en las búsquedas de directores de juntas directivas, lo que refleja una nueva etapa de desarrollo dentro de las empresas a medida que avanzan de la mano de la recuperación macroeconómica luego de la crisis a nivel mundial.

En este sentido, las organizaciones han comenzado a actuar desde una posición de mayor confianza, lo cual genera más productividad y resultados que influyen positivamente en el negocio y a cada mercado nacional y/o internacional.

Según un estudio, las juntas directivas de diferentes empresas han demostrado cómo el nivel de confianza ha aumentado alcanzando un crecimiento del 14%, en comparación con el último trimestre del 2010.

Una mayor confianza en la economía da a conocer que las juntas directivas, que controlan el gasto de los costos altos de capital en grandes empresas, están más dispuestas a asumir los riesgos necesarios para ampliar su negocio.

La confianza es un valor extra que genera indudablemente beneficios al público interno como externo de cualquier organización. Contar con ella, crea un incremento en la creatividad e innovación de los colaboradores y directivos.En la economía actual y en este crecimiento, existen dos tendencias que han impulsado la contratación y búsqueda de nuevos directores de juntas directivas.

En primer lugar, las jubilaciones, ya que la crisis causó una disminución en el volumen del negocio y el colapso en el mercado, en donde los directores enfocaron su trabajo a encontrar las formas de sobrevivir al impacto. Muchos ejecutivos fueron jubilados en este periodo y, ahora que estamos trabajando en la recuperación mucho más, esto genera una mayor demanda para reemplazar a los que se retiran.

La segunda tendencia que ha impulsado la contratación es la necesidad de una renovada demanda de conocimientos del sector. Por años las juntas directivas contaron con personas sin ninguna experiencia, por lo que se busca regresar al principio básico de tener el talento con una sólida experiencia en el sector, particularmente en servicios financieros, tecnología y áreas de la salud. Mirando un poco hacia el pasado, en medio de la crisis financiera, todo se trasladó alrededor de los recortes de costos. Sin embargo, como se mencionó anteriormente, en este año, sólo se ha pensado en el crecimiento y potencial en las contrataciones. 

No obstante, no se debe caer en el ataque de reemplazar a casi todos los trabajadores, puesto que hay talento que se comenzó a fortalecer y potenciar durante la época de crisis, logrando obtener buenos resultados sin contar con mucho para hacerlo. Desde el 2008, los directores generales se han enfrentado a múltiples desafíos y, al hacerlo, han desarrollado sistemas más eficientes, generando líneas de ganancia más pronunciadas, pues las empresas se benefician de la economía rejuvenecida, pero la contratación en general aún no va a recuperarse completamente.

Esta va a ser más prudente, constante y disciplinada.  

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado