La Corte: Inteligencia vs. Evidencia | Opinión | Portafolio
Tomás Uribe

La Corte: Inteligencia vs. Evidencia

Tomás Uribe
POR:
Tomás Uribe
junio 23 de 2011
2011-06-23 12:53 a.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7d270b0310.png

 

Durante mi breve paso por el Ministerio de Defensa adquirí claridad sobre la diferencia entre ‘inteligencia’ y ‘evidencia’, en su sentido anglicizado de pruebas. Es inteligencia cualquier elemento de información o de juicio que amerita ser investigado para convertirse, eventualmente, en… evidencia.

A finales del 2003, la inteligencia militar señalaba la presencia de campamentos de las Farc en territorio venezolano y con secuestrados colombianos, pero sin pruebas admisibles ante la justicia nacional o internacional.

Parte la inteligencia de un simple indicio, percepción o posibilidad de que los hechos aducidos pudieran llegar a ser probados.

Debe la Corte Suprema “investigar y juzgar a los miembros del Congreso” (Constitución Política, Art. 235). ¿Cuándo hay mérito para que la Corte investigue?

Es su deber investigar las acusaciones presentadas en contra de un congresista, vengan de donde vengan. En el caso de la senadora Goria Inés Ramírez, la acusación de la Fiscalía por ‘Farcpolítica’ se basaba en los computadores de ‘Reyes’ y su encuentro presunto con una delegada de las Farc en España. La Corte halló mérito para investigar y tomó no menos de 180 declaraciones, pero archivó la investigación por falta de pruebas.

Inter alia, “no se reconocía” en aquel entonces a la delegada fariana como tal “ni tenía alguna orden judicial en su contra”.

En el caso del representante Wilson Borja, la Corte se inhibió de iniciar investigación penal a falta de que los testimonios del alto Gobierno de entonces y otros testigos clave (Presidente y Vicepresidente; ministros del Interior y Defensa; Comisionado de Paz; Comandante de las FF. MM. y Director General de la PN…) arrojaran ningún “conocimiento sobre la imputación”.

No tengo prevención alguna contra Borja. Destaco sus esfuerzos, bajo el primer mandato de Uribe y junto con Luis Fernando Velasco, Gina Parody y Rafael Pardo, por una ley de Justicia y Paz digna.

Sin embargo, ¿desde cuándo se contenta la Corte con ‘tener a mano’ e interrogar unos cuantos testigos para decidir si investiga? Las acusaciones de ‘parapolítica’, emanadas de ‘paras’ desmovilizados, bastaron para que comisionara a un magistrado auxiliar, el acucioso Iván Velásquez, víctima de las ‘chuzadas’, y este revolviera cielo y tierra para indagarlas. En el detrimento patrimonial presunto a la DNE por varios congresistas, la Corte ordenó “seguirle la pista al patrimonio de (sus) familiares”.

El que el material probatorio hallado en los computadores precitados no tenga... valor probatorio, ni le quita su condición de inteligencia ni exime a la Corte de investigarlo para “realizar pruebas válidas”, cuando de congresistas se trata (constitucionalista Juan Manuel Charry en El Tiempo, 26/5/2011, y declaraciones posteriores). El inhibirse de hacerlas configura, en derecho, una omisión.

Quienes creemos que las altas cortes han robustecido la democracia colombiana por sendas jurisprudencias sobre derechos fundamentales, minorías y reelección presidencial (Corte Constitucional), o ‘parapolítica’ (Corte Suprema), esperamos como mínimo una explicación convincente de esta ante la opinión pública.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado