Para una mejor experiencia active el soporte javascript de su celular. Como hacerlo?

Últimas Noticias de Economía y Negocios de Colombia y el Mundo

Martes 2 de Septiembre 2014

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Una joya en venta

Julio 29 de 2013 - 10:35 pm



No es la primera vez que el titular “Consejo de Ministros aprobó la venta de la participación de la Nación en Isagén” sale de la secretaría de prensa de la Casa de Nariño.

De hecho, quienes han seguido a la empresa desde cuando nació, hace casi un par de décadas, saben que en repetidas ocasiones los diversos gobiernos que han manejado los destinos del país desde ese entonces han buscado enajenar sus acciones en la compañía.

El más reciente en querer hacerlo fue el de Álvaro Uribe. Incluso a comienzos del 2009 se habló de una suma de 2,96 billones de pesos por el 57,7 por ciento que tiene la Nación.

Sin embargo, las dudas que surgieron sobre el procedimiento escogido hicieron naufragar la iniciativa, junto con un intento de revivirla en las postrimerías de dicho mandato.

Quizás por ello, no faltaron los gestos de incredulidad cuando ayer se supo que el tema está de vuelta.

En la presente oportunidad, el anuncio fue hecho por el Ministerio de Hacienda, que utilizó los mismos argumentos de sus predecesores: “la empresa es sólida y eficiente; la industria de generación eléctrica es madura en Colombia y cuenta con una adecuada regulación y con amplia competencia”.

Adicionalmente, el destino de los recursos sería el desarrollo de la infraestructura de transporte y en particular la financiación parcial de las inversiones contempladas en el programa de concesiones viales de cuarta generación. De tal manera, el país estaría reemplazando un activo que ya no se considera indispensable por otro que sí lo es.

Desde el punto de vista financiero, la operación también suena lógica.

Según el Ministerio, si el Estado se endeuda para conseguir los casi 4,5 billones de pesos que aspira a recibir con la venta, tendría que pagar 300.000 millones de pesos de intereses anuales, mientras que en el 2013 los dividendos recibidos por su participación en Isagén ascendieron a 108.000 millones. Y con el fin de evitar susceptibilidades, el compromiso es que el dinero que se obtenga solo será utilizado a partir del 7 de agosto del 2014, una vez termine el actual periodo presidencial.

No obstante, es indudable que la privatización levantará más de una crítica.

Para comenzar, más de uno cuestionará que se quiera negociar una de las joyas de la corona del patrimonio público. Aunque es verdad que en materia de rentabilidad las cosas podrían ser mejores, no faltará quien diga que frente al escenario del 2009 la Nación hizo un buen negocio, pues sus acciones ahora valen un 55 por ciento más.

Más sustantivo todavía es un asunto que estuvo presente en el pasado y volverá a aparecer ahora. Este tiene que ver con Hidrosogamoso, un proyecto que tendrá una capacidad de 820 megavatios y debería entrar a operar en el 2014.

Aunque la obra marcha bien y su avance es cercano al 75 por ciento, no está terminada.

Por tal motivo, hay quienes creen que sería lógico esperar a que entre a generar y se despejen las dudas sobre eventuales contingencias. De lo contrario, quien aspire a quedarse con la mayoría de Isagén podría castigar el precio de la acción en contra de los intereses de la Nación.

No menos importante es el tema de potenciales compradores.

A nivel local, Empresas Públicas de Medellín (EPM) parece ser un candidato ideal, pues ya tiene cerca del 13 por ciento de la firma. El lío es que si suma sus plantas con las de Isagén –que aporta el 16,5 por ciento de la capacidad instalada del sector– tendría una posición dominante en el mercado de generación de electricidad.

Tales asuntos hacen que el tema tenga que ser manejado con un gran cuidado y más en plena campaña electoral.

De lo contrario, puede volverse a sufrir una nueva frustración, algo que sería inconveniente para el país, como destino de inversiones, y para una compañía que ha sido bien manejada y necesita seguir creciendo.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Si usted quiere comentar este artículo por favor

Todos los comentarios en Portafolio.co son hechos por personas registradas y plenamente identificadas.

Publicidad

Publicidad

  • Otras Versiones

Publicidad

Publicidad

Publicidad