Los académicos no comparten el optimismo económico del Gobierno

Mientras que el Ejecutivo espera que el PIB suba 2,5% este año, Anif y Fedesarrollo, proyectan un 2,2% y 2,4% respectivamente.

Académicos

Leonado Villar, director de Fedesarrollo, Sergio Clavijo, presidente de Anif y Myriam Gutiérrez, socia de Impuestos de KPMG.

POR:
Portafolio
febrero 09 de 2017 - 08:13 p.m.
2017-02-09

A pesar de que el Gobierno Nacional está esperanzado en que el 2017 tenga un mejor comportamiento económico, los principales centros de estudios del país, Anif y Fedesarrollo, son más cautos a la hora de proyectar el avance del país para este año.

A pesar de reconocer que la reforma tributaria aprobada el año pasado es fundamental para mantener el grado de inversión del país, coinciden en que esta no soluciona todas las premuras fiscales de Colombia, y de ahí, que las agencias calificadoras de riesgos, le hayan mantenido la perspectiva negativa, lo cual según Sergio Clavijo, presidente de Anif, “llevaría a que en uno o dos años las calificadoras bajen uno de los dos escalones que nos separan de la pérdida del grado de inversión”.

(Lea: Aumentar las exportaciones será clave para un mejor comportamiento de la economía en 2017). 

En parte por eso, a pesar del optimismo del Gobierno, estos centros académicos no coinciden en el aporte que le dará la reforma fiscal a la economía del país. Mientras que los cálculos del Ministerio de Hacienda y Crédito Público sugieren que la economía crecerá alrededor del 2,5 por ciento, Anif tiene proyectado un incremento menor, sería del 2,2 por ciento, en tanto, que Fedesarrollo, lo proyecta en el 2,4 por ciento.

Y es que mientras que el Ejecutivo espera que por combate a la evasión se recuperen 1% del PIB, los economistas de los dos centros consideran que será menor, Anif, prevé que esta cifra sea del 0,6 por ciento, y Fedesarrollo por su parte, estima que el aporte por este concepto será del 0,1 por ciento.

Pero no es lo único, el Gobierno hace cuentas con una tasa de desempleo que irá mejorando a lo largo del 2017, Anif por su parte, proyecta que sea hasta del 9,5 por ciento, y si el escenario fuera menos favorable, el nivel del desempleo en el país se ubicaría en el 9,7 por ciento.

Para Myriam Gutiérrez, socia de Impuestos de KPMG, “tiene que haber una nueva reforma tributaria pronto para corregir los yerros de la anterior. Los recursos de mayor recaudo siguen siendo insuficientes, pero además, se incluyeron muchas normas internacionales que hay que contextualizarlas al ámbito local para proteger las inversiones que las empresas nacionales hacen en el exterior”.

Sostiene que incluso la Dian ya está recibiendo los comentarios a un decreto con el que se intenta corregir elementos como “las retenciones de IVA por servicios en el exterior, lo cual no quedó claro en la reforma, así como lo relacionado con la renta presuntiva para personas naturales. Advierte que el decreto que hace carrera “buscará corregir algunas de las normas que quedaron mal, pero no todas pueden hacerse por esta vía”.

De acuerdo con Leonardo Villar, director de Fedesarrollo “el proceso de ajuste ya tocó fondo y las perspectivas indican mejoría en los distintos frentes: inflación, sector externo, actividad económica y finanzas públicas”, aunque advierte que “la recuperación será lenta y persisten altos niveles de incertidumbre, especialmente en el campo fiscal, a pesar de la reforma”.

Y añade Villar, que contrario a lo que proyectó el Gobierno en materia de inflación, y el impacto que tenga sobre esta el aumento del IVA, “sin reforma tributaria, la inflación probablemente entraría en el rango meta del Banco de la República en 2017. El ajuste del IVA recae principalmente sobre los precios de los bienes transables y puede tener un impacto de una sola vez estimado en hasta 70 puntos básicos, con lo cual la inflación terminaría este año nuevamente por encima del objetivo del Emisor, entre 4,2% y 4,6%”.

En lo que sí coincide Villar con las cuentas del Ministerio de Hacienda, es en que “el valor de las ventas externas finalmente empieza a repuntar, y no solamente por los precios del petróleo y el carbón”, y destacó el aumento de las exportaciones no tradicionales entre enero y diciembre, principalmente hacia Estados Unidos, la Unión Europea y México.

CAUTELA JUSTIFICADA EN EL EMISOR 

A finales del año pasado la junta del Banco de la República, inició la reducción en las tasas de interés. No obstante, para el Director de Fedesarrollo, tendrá que tener cautela en las reducciones que realice de aquí en adelante. “Tanto la inflación básica como las expectativas del mercado a 12 meses se mantienen por encima del rango meta”. Por tal razón asegura que la pausa en enero es entendible, y añade que “nuestra proyección (Fedesarrollo) es que la tasa de intervención termine 2017 alrededor de 6,5%, lo que implicaría cuatro recortes de 25 puntos básicos en el resto del año”. El Gobierno y la industria han pedido bajarla para estimular la economía.

Siga bajando para encontrar más contenido