Para una mejor experiencia active el soporte javascript de su celular. Como hacerlo?

Últimas Noticias de Economía y Negocios de Colombia y el Mundo

Miércoles 17 de Diciembre 2014

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Hombres en movimientos por su igualdad

Febrero 19 de 2013 - 1:02 pm


Algunos hombres se sienten discriminados con respecto a los derechos que gozan las señoras.

Grupos masculinos buscan hoy equidad con las mujeres en los espacios que rigen las sociedades.

Después de años de discriminación y violencias, las mujeres consiguieron que algunos hombres empuñaran las banderas de sus reivindicaciones en lo social, laboral y personal, pero, con sus logros, provocaron el surgimiento de otros movimientos, encabezados por hombres, que luchan ahora por la igualdad de sus derechos con las mujeres.

Algunos hombres se sienten discriminados con respecto a los derechos que gozan las señoras relacionados con la familia, los hijos, el servicio militar y la edad de jubilación, entre otros temas, en busca de reivindicación y equidad.

Las mujeres, por su parte, con el apoyo de otros hombres, continúan luchando por la igualdad laboral y contra la violencia de género, pese a que 139 constituciones en el mundo consagran la igualdad de género y condenan la violencia contra ellas.

No se trata de exterminar el machismo o el feminismo o de redefinirlos como “positivos” o “negativos”, para conseguir cambios acordes con nuestro tiempo. Se trata de los mismos derechos para ciudadanos y ciudadanas iguales.

De hacer ajustes a las leyes existentes para que todos gocen de condiciones similares, según estimen.

“A la luz del artículo 13 de la Constitución Política está prohibido cualquier tipo de discriminación de sexo en nuestro país”, recuerda Edison Salazar, de la Fundación Padres por siempre, que opera en Colombia desde el 2008.

En América y Europa movimientos como ese, SOS Papá, Stopmachismo, Hombres por el cambio (Men for change) y otros, evidencian las diferentes corrientes a favor de cambios en los roles asignados a hombres y mujeres hasta hoy.

EN COLOMBIA

El movimiento nacional, que se identifica con otros de Argentina, Chile, Ecuador, España, Estados Unidos, Francia, México, Rusia y Uruguay, lucha, por ejemplo, por lograr derechos iguales como la custodia compartida de los menores en casos de separación o de divorcio, y por la igualdad en aquellos campos en los que haya desequilibrio en derechos de hombres y mujeres.

“El esquema de roles, que le concedió determinadas labores al hombre y a la mujer, es obsoleto desde la revolución industrial, que fue la que dio lugar a la lucha de las mujeres por participar en los roles que, históricamente, eran solo concedidos a los hombres”, como el voto, recuerda Salazar, y señala que “ahora es preciso hacer ajustes para evitar que se vulneren los derechos de los hijos”.

La Fundación Padres por siempre, a la que pertenece, se creó en respuesta a “la desazón, sufrimiento y discriminación hacia los padres hombres en los temas de cuidado, tenencia y custodia de hijos menores, a quienes se les vulneran derechos constitucionales y legales como el amor de la familia, consagrado en el Art. 44 de la Constitución, y el de su permanencia en ella, en el Art. 23 de la Ley 1098 de 2006, Código de la Infancia y la Adolescencia”.

Por eso, afirma que mucho de su lucha es “para que se respeten los derechos de los hijos y las hijas en los procesos de separación y/o divorcio, que, por lo general, los convierten en medio huérfanos de padre, porque se niegan al progenitor, por costumbre social o hábitos jurídicos, que atentan contra la constitución y las leyes, responsabilidades en los cuidados de los hijos”.

Instituciones con objetivos parecidos como SOS Papa, de Uruguay, funcionan también en América Latina, pero Salazar se opone a que se hable de machismo o feminismo “positivo”, porque la calificación en sí es discriminatoria.

OTROS GRUPOS

La participación de hombres en grupos defensores de los derechos de la mujer también es activa. Hombres por el cambio (Men for change), por ejemplo, promueve “la masculinidad positiva, combate el sexismo y la violencia contra las mujeres”.

Fue creado por hombres y mujeres hace casi 25 años en Canadá, y nació del dolor, la indignación y la vergüenza que produjo la llamada ‘Masacre de Montreal’, perpetrada por un hombre armado, que le quitó la vida a 14 jóvenes mujeres, estudiantes de ingeniería de la Escuela Politécnica de Montreal, el 6 de diciembre de 1989.

El movimiento buscó que los hombres asumieran sus responsabilidades sociales y adoptaran acciones contra la violencia hacia las mujeres.

“Creemos que la Masacre de Montreal fue un símbolo de la guerra en curso contra las mujeres en nuestra sociedad y no el acto aislado de un loco”, sostiene el movimiento en su página web.

Stopmachismo otro de los grupos, se creo en España a finales del 2005 y tiene como objetivo “la promoción de la igualdad entre los dos sexos, la lucha contra el machismo y la transformación personal” de todos los individuos, en ese sentido.

Busca, además, impulsar la reflexión sobre los “temas relacionados con la vigente desigualdad social entre mujeres y hombres, y sobre nuestros propios comportamientos que puedan contribuir a perpetuar la discriminación y el machismo”, entre otras cosas.

Para decorar este ramillete de grupos mixtos por el cambio y la igualdad de género, nada más elocuente que el último número de la revista francesa Marie Claire, donde conocidas figuras públicas, como el eurodiputado Daniel ‘El Rojo’ Cohn Bendit (líder del mayo francés de 1968), el actor español Sergi López o el cantante Julien Doré, posan, junto con otros, con llamativos tacones rojos para demostrar que es posible ser hombres y feministas al mismo tiempo.

Gloria Helena Rey

Especial para Portafolio

Si usted quiere comentar este artículo por favor

Todos los comentarios en Portafolio.co son hechos por personas registradas y plenamente identificadas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

  • Otras Versiones

Publicidad

Publicidad

Publicidad