Para una mejor experiencia active el soporte javascript de su celular. Como hacerlo?

Últimas Noticias de Economía y Negocios de Colombia y el Mundo

Lunes 22 de Septiembre 2014

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Pautas para limpiar adecuadamente el cuerpo

Octubre 14 de 2011 - 7:32 pm



Evite que su organismo se resienta y proteste enfermándose

 

 

Distintos estudios calculan que en el último siglo la industria ha producido alrededor de 90.000 nuevos productos sintéticos, 3.000 de los cuales han sido incorporados a productos alimentarios en forma de conservantes y emulsionantes que consumen las personas.

A eso hay que sumar el hecho de que a lo largo de la vida la gente se expone, inconscientemente, a una amplia variedad de contaminantes que afectan su salud.

La mayor parte de los alimentos, valga decirlo, están genéticamente modificados, aun cuando sus etiquetas no lo señalen.

Sólo en Estados Unidos se cultivan 70 millones de acres con semillas modificadas y 500 mil vacas lecheras son inyectadas con hormonas recombinadas.

Las personas, que consumen cerca de 100 contaminantes más que hace cinco décadas, tampoco se ayudan, y muchas someten a su cuerpo a excesos de toda clase, dentro de los que se cuentan las dietas poco saludables, el alcohol, el consumo de cigarrillo, y largas y estresantes jornadas laborales.

Así resulta lógico que el organismo se resienta y proteste enfermándose.

Algunas corrientes sugieren, por eso, que la gente aprenda a darle una pausa al cuerpo y ponga en práctica, en forma periódica, algunas medidas para desintoxicarlo.

Es importante saber, en primer lugar, que las toxinas son sustancias que tienen efectos perjudiciales en la función o en la estructura de las células; los daños que causan pueden ser mínimos o severos, y pueden acumularse a través del tiempo.

El cuerpo tiene un sistema que le permiten, por lo general, eliminar esas toxinas. Estas son destruidas, principalmente, en los riñones, en el hígado y en el intestino grueso.

Pero si este sistema se sobrecarga, estas partículas tóxicas se acumulan y pueden llegar a afectar a todo el organismo.

Cuando estos órganos dejan de funcionar la medicina occidental recurre a medicamentos para mejorar su desempeño; otras disciplinas combinan ayunos, dietas, meditación y estímulo de la sudoración.

Sin entrar a definir cuál método es mejor, es claro que hay algunas pautas sencillas que pueden llevarse a cabo para ‘limpiar el cuerpo’.

A desintoxicar

- Limite el consumo de alimentos conservados, tratados y enlatados, así como algunos lácteos procesados. Elimine por un tiempo definido (no menor a 30 días) toda alimentación que caiga en la denominación de comida chatarra, pues no tiene valor nutritivo y carece de fibra alimentaria.

- Por tiempos definidos aumente el consumo de frutas y verduras frescas, en lo posible cocinadas en la casa y sin ningún proceso industrial; consúmalas sin salsas o aderezos que contengan edulcorantes artificiales o glutamatos. Mejor dicho, prepárelas en la casa.

- Beba agua pura. Cerciórese de que el agua que está consumiendo es lo más limpia posible. Pruebe a hervirla y recuerde que la mayoría de la que proviene del grifo puede contener contaminantes, como bacterias y residuos metálicos de tuberías viejas.

- Incremente el consumo de líquidos en general: tome siempre agua pura y jugos recién hechos, pues ayudan a eliminar toxinas del cuerpo. De ser posible. consuma caldo y purés de verdura, durante todo un día al mes, se dice que esto reduce la carga del sistema digestivo.

- Pruebe los tés, los de hierbas y el natural aumentan la micción y mejoran el tránsito intestinal. Con eso pueden eliminarse algunos residuos y bacterias atrapados en el intestino.

- Trate el estreñimiento. Incluya en su dieta fibra natural (frutas, verduras, legumbres, salvado de trigo, avena y linaza) y si necesita laxantes, prefiera uno natural, como el psyllium, y eduque el cuerpo para evacuaciones siempre a la misma hora.

- El vapor ayuda. Si puede, y durante un mes, vaya una vez por semana a saunas o baños de vapor; estos incrementan la frecuencia cardíaca, la sudoración y el metabolismo, con lo que se promueve la eliminación de toxinas.

- Descanse. Esfuércese por dormir siete horas cada noche, ni más ni menos. El estrés libera toxinas en el cuerpo, por lo tanto la relajación equilibra el sistema nervioso y disminuye estos efectos.

- No se exponga: evite el uso, por lo menos durante un mes, de ambientadores y productos para el cuerpo que tengan químicos en exceso.

Si usted quiere comentar este artículo por favor

Todos los comentarios en Portafolio.co son hechos por personas registradas y plenamente identificadas.

Publicidad

Publicidad

  • Otras Versiones

Publicidad

Publicidad

Publicidad