Colombia recibiría otra ola de inversión chilena

Roberto Darrigrandi, decano de la facultad de negocios de la Universidad Andrés Bello de Chile, dice que pymes colombianas buscan negocios en su país.

Roberto Darrigrandi Undurraga

Roberto Darrigrandi Undurraga, decano de la facultad de negocios de la U. Andrés Bello de Santiago de Chile.

Archivo particular

Negocios
POR:
Portafolio
octubre 18 de 2016 - 07:59 p.m.
2016-10-18

Roberto Darrigrandi Undurraga, decano de la facultad de la facultad de negocios de la Universidad Andrés Bello de Santiago de Chile, lleva varios años trabajando en la promoción de la inversión de ese país en Colombia.

En su opinión, las relaciones de inversión de entre las dos naciones están a las puertas de una nueva ola, que involucra especialmente a las pequeñas de empresas de ambas naciones, que buscan nuevos merca.

Darrigrandi habló con Portafolio sobre las opciones de negocios y otros temas afines para los dos países.

¿Cómo ve las relaciones de negocios entre Chile y Colombia?

Yo creo que se ha avanzado, pero aún hay muchas cosas por hacer. La presencia de capital chileno en Colombia ha sido muy fuerte en los últimos años.

Lo que nosotros estamos previendo en la posibilidad de una segunda ola de inversiones muy fuertes en el ámbito de las empresas medianas y compañías familiares que están buscando expandir su mercado.

Chile es un país fuerte en materia de consumo, pero somos una economía muy pequeña, con apenas 17 millones de habitantes. Llegar a Colombia significa triplicar la población.

¿Hay algún interés real de hacer negocios entre las dos naciones?

Yo sí creo. Eso es lo que nos han expresado de diferentes sectores. Hay muchos chilenos que están moviéndose a través de la Alianza del Pacífico para aprovechar esta oportunidad de integración. Varias de ellas ya se instalaron en Perú y ahora viene el salto a Colombia, bien sea desde Lima o desde Santiago.

Chile ha tenido un menor crecimiento económico que Perú y Colombia en el último año, lo que obliga a muchas empresas a buscar oportunidades en el vecindario, y qué mejor que hacerlo en las dos naciones socias en la Alianza del Pacífico y las que lideran el crecimiento, a pesar de que también están creciendo a menor ritmo.

¿Y hay opciones para las empresas colombianas en Chile?

Sí es. Hay varias empresas colombianas que están buscando negocios en nuestro país, ya no grandes compañías sino pymes. Ese es un buen desafío para los inversionistas.

¿Qué sectores son los más interesados en llegar a Colombia?

El retail sigue siendo una actividad atractiva en Colombia, a pesar de que hay un par de compañías que les ha ido mal en el mercado colombiano. También hemos visto que la consultoría y el sector financiero son un buen mercado para los chilenos.

La agroindustria muestra condiciones favorables de expansión, máxime si el país logra consolidar su proceso de paz. De la misma manera, el turismo puede interesarles a los chilenos que estarían interesados en conocer algunos lugares en el territorio colombiano altamente reconocidos como destinos para los extranjeros.

¿Qué beneficios ha empezado a generar La Alianza del Pacífico?

Cada vez un mayor movimiento en el comercio binacional, aunque hay que reconocer que hay muchas cosas por hacer. Estamos ante un círculo virtuoso entre Chile, Perú, Colombia y México. No me cabe duda que esta es una alianza que va a seguir creciendo y profundizándose.

¿Cómo ve la economía latinoamericana?

América Latina se ha visto duramente afectada por el fin de los buenos precios de los commodities y esto ha impactado las tasas de crecimiento de la región. Pero yo creo que esta es una oportunidad para avanzar hacia tener economías más fuertes en servicios y menos dependientes de los commodities. Eso no significa que haya que abandonar la minería y la producción de bienes transables.

¿Para dónde va la región?

Yo creo que la expectativa es favorable y el futuro de América Latina es muy promisorio.
Esperamos que haya gobiernos menos populistas. Lo que se necesita es líderes pragmáticos que trabajen por el desarrollo de manera responsable en las políticas sociales.

Creo que hoy se están generando estos espacios. No me cabe duda de que la Alianza del Pacífico es clave en el logro de este objetivo, hacia el mundo de los servicios.

¿Qué opina de la carga tributaria en Colombia?

En Chile se tramitó una reforma tributaria que afectó la inversión. Eso hace que regímenes como los de Perú y Colombia se vuelvan más atractivos para los inversionistas chilenos. Esperamos que Colombia no haga lo mismo.

¿Por qué tiene líos el sistema pensional de Chile?

Lo que pasó fue que no se hicieron bien los cálculos sobre aumento de la esperanza de vida al nacer. La informalidad laboral también ha sido un problema. Estas cosas generaron una tormenta perfecta. Tenemos una esperanza de vida de 80 años, igual que la de Estados Unidos. De la misma manera, las rentabilidades de los ahorros no fueron las esperadas, y el empleo formal no ha reaccionado. Todo eso hace que las pensiones no son del tamaño que la gente esperaba o aspiraba. Los chilenos se han volcado a protestar contra las AFP, pero están equivocados porque estas empresas han sido muy eficientes y serias en el manejo de los recursos y a costos adecuados. Hoy se están planteando re- formas que incluyen el aumento de la edad de jubilación, lo cual trae un costo político muy alto.