Germán Umaña Mendoza
columnista

Unas son de cal y otras…

Germán Umaña Mendoza
Opinión
POR:
Germán Umaña Mendoza
abril 06 de 2016
2016-04-06 09:17 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4b9015f86f.png

Se produjeron varios hechos positivos en la semana anterior. Por ejemplo, se alejó el fantasma del racionamiento –gracias a que el cielo decidió abrir el grifo–, aumentaron las importaciones de Ecuador, los colombianos ahorraron y los daños de las termoeléctricas fueron solucionados con prontitud. El sistema es menos débil de lo que nos anunciaron.

Los precios del petróleo se mantienen en niveles mayores a 35 dólares por barril, el dólar baja, pero se mantiene una devaluación del peso que lo acerca a la tasa de cambio real, lo que ha sido bueno para la recuperación de la producción nacional, las ventas en el mercado interno de productos nacionales y las exportaciones distintas a las de los commodities.

Se ha producido un comportamiento al alza en los sectores reales de la economía: agropecuario, industrial, servicios -turismo interno- y obras públicas, lo que indica que en el 2016, a pesar de la caída en los precios de los commodities, la tasa de crecimiento del PIB será pobre, pero positiva.

La búsqueda del fin del conflicto continúa. Se avanza lentamente con las Farc y se incorpora al proceso al Eln. Se puede ser escéptico, pero lo real es que nunca se había llegado tan lejos en las conversaciones con los movimientos guerrilleros. Las Bacrim, lideradas por los ‘Usuga’, asustan, pero no tanto, con su ‘paro armado’ y sus acciones terroristas. Más que arrodillar al Estado parecen estar buscando una salida, y ya entrados en gastos...

De otra parte, surgen preocupaciones que no son nuevas: se manifiestan claramente las contradicciones que muchos habíamos planteado con la firma de los tratados de protección de inversiones, con la seguridad jurídica y la solución de conflictos en el marco de los entes de justicia meritocráticos internacionales de arbitramento frente a la defensa, en relación con los abusos en materia ambiental y derechos fundamentales, como el de la salud.

Las preguntas son sencillas: ¿primero los títulos mineros, o la sostenibilidad y la defensa del agua y de los páramos? ¿Primero los abusos de posición dominante de mercados y la propiedad intelectual, o la salud y el acceso de los colombianos a los medicamentos de alto costo? La respuesta parecería obvia: proteger la salud y la sostenibilidad. Otra cosa dicen los tratados firmados y las obligaciones jurídicas que de ellos se derivan y, ya veremos los pleitos y las millonarias condenas al país por parte de esos tribunales.
Aumenta la deuda externa y se encarece el crédito en el mediano y largo plazo. O se genera un círculo virtuoso en el desarrollo y el crecimiento a partir del fortalecimiento de la ‘economía real’ en el largo plazo, o no podremos pagar. Eso es lo que se llama, vulgarmente, cambio en el ‘modelo’ económico.

Unas son de ‘cal y otras de arena’. Lo importante es reconocer que somos inestables: en lo económico y en lo personal. Algo así como vivir en una permanente esquizofrenia.

Germán Umaña Mendoza
Profesor universitario
germanumana201@hotmail.com

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado