Los 100 años de Charlot

El más famoso personaje de Charlie Chaplin cumple un siglo como ícono de la historia del cine.

Los 100 años de Charlot

Archivo Particular

Los 100 años de Charlot

POR:
marzo 15 de 2014 - 12:21 a.m.
2014-03-15

En cien años solo nació un ‘vagabundo’ que le hizo cierta competencia a Charlot, el ingenuo, ignorante y arribista personaje de buen corazón, que le dio la inmortalidad de Charlie Chaplin hace 100 años.

‘Cantinflas’, el personaje interpretado por el actor y empresario mexicano Mario Moreno, que hizo su debut en 1936 en la película No te engañes corazón, fue el Charlot latino, que resumió algunas de las cualidades del vagabundo británico creado por Chaplin hace un siglo. De resto, en 100 años, ningún otro ‘vagabundo’ rivalizó con Charlot, dicen los expertos.

Desde principios del año, hay celebraciones por todo el mundo para conmemorar los 100 años del nacimiento de Charlot: desde noches temáticas por televisión, ciclos de cine que reviven algunas de las primeras películas del ‘vagabundo’, hasta exposiciones, conferencias y el lanzamiento de una novela inédita de Chaplin, guardada durante 66 años.

La Editorial italiana Edizioni Cineteca di Bologna anunció que lanzará la única novela que Chaplin escribió a los 58 años y en cuyo argumento se basó Candilejas, la película estrenada en 1952, considerada como la mejor producida por Chaplin en su carrera y la última que filmó en Estados Unidos.

“De la novela de Chaplin llama la atención la vivacidad del estilo, el equilibrio narrativo y la facilidad con que va desde el estilo coloquial de la acción al aire dickensiano en la descripción de los personajes”, ha dicho la editorial.

El argumento se basa en el corto pero decisivo encuentro entre Chaplin y el bailarín ruso polaco Vaslav Nijinsky (1890-1950), considerado como uno de los mejores de la historia del ballet por el virtuosismo, intensidad y profundidad de sus caracterizaciones, y, también, en sus vivencias de Chaplin en el mundo teatral de Londres, según han dicho los responsables de la edición del texto.

La novela tiene una extensión de 34 mil palabras, está ilustrada con documentos y fotografías inéditas del archivo de Chaplin e incluye raros testimonios iconográficos de cómo era Londres en los años de la juventud y educación del artista.

EL NACIMIENTO DE CHARLOT

Sobre la aparición de Charlot en el cine hay grandes divergencias. Para algunos, debutó por primera vez en Ganándose el Pan, película estrenada el 2 de febrero de 1914, en donde Chaplin interpreta a un falso aristócrata inglés, que trabaja como reportero, termina por robarle los apuntes y la cámara a un compañero para asumir la autoría de su trabajo, lo que termina en una cómica y caótica persecución.

Otros afirman que el debut de Charlot fue durante la filmación del corto Aventuras extraordinarias de Mabel, cuando el canadiense Mack Sennett, fundador de los legendarios estudios Keystone y descubridor de Chaplin, le solicitó al actor británico ingeniar un personaje que le inyectara más humor a la película, que estaba quedando poco graciosa.

Chaplin cuenta en su biografía cómo fue la creación del personaje: cuando iba hacia el guardarropa “pensé que me pondría unos pantalones caídos, zapatos grandes, un bastón y un sombrero. Quería que todo fuera contradictorio: pantalones anchos y chaqueta estrecha; el sombrero pequeño y los zapatos grandes”. Después, dice que le añadió el bigote para aparentar más edad y complacer a Sennett, que lo consideraba demasiado joven.

Pero, hay más divergencias. Expertos afirman que el descubrimiento de Charlot por el público fue en el corto Carreras de autos para niños en Venecia, estrenado el 7 de febrero de 1914 y los biógrafos de Chaplin sostienen que el personaje, tal como lo conocemos: ingenuo, ignorante, vulnerable, sin un centavo en los bolsillos, etc., solo apareció en el estreno del mediometraje Charlot. Vagabundo, con guión y dirección de Chaplin, que fue estrenado el 11 de abril de 1905.

Pero, al margen de esas divergencias, lo que nadie pone en duda es que después del nacimiento de Charlot y, en solo dos años, Chaplin se convirtió en el actor mejor pagado del mundo y, en 1916, ya contaba con su propio estudio y tenía el control en la producción de sus películas.

Al finalizar la Primera Guerra mundial ya era uno de los hombres más reconocidos de la cinematografía mundial.

A lo largo de su carrera y después de su fallecimiento el 25 de diciembre de 1977, Chaplin recibió, entre otras distinciones, tres Oscares de la Academia y fue nombrado Caballero (Sir) por la reina Isabel II en 1975, honor vetado antes en varias oportunidades por sus convicciones políticas o por su decisión, en dos ocasiones, de casarse con jóvenes de 16 años.

También fue declarado como uno de los 10 actores más célebres de la historia por el American Film Institute. El escritor irlandés Bernard Shaw lo definió como el único genio de la historia del cine.

Sobre su legado cinematográfico, se ha dicho que supo encontrar en las contradicciones de su siglo el más intenso material dramático, que le permitió transitar valiente y triunfalmente por la sátira política, que fue lo que terminó por convertido en una de las figuras más destacadas del siglo XX por la revista inglesa Time.

En el 2005, los emblemáticos bastón y sombrero de Charlot fueron rematados por 300 mil dólares por la casa Bonhams pero eso no afectó la inmortalidad del ícono, En la era digital, Google alteró su logotipo oficial y puso un video con Charlot para conmemorar los 122 años del natalicio de su creador.

Gloria Helena Rey

Especial para Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido