El 15 de marzo, día mundial del consumismo

Aunque muchos lo atacan, este es el motor de la economía mundial y el incentivo para muchos avances tecnológicos.

El 15 de marzo, día mundial del consumismo

Shutterstock

El 15 de marzo, día mundial del consumismo

POR:
marzo 15 de 2014 - 12:17 a.m.
2014-03-15

Hoy hace 52 el presidente Kennedy proclamó el 15 de marzo como el día del consumidor y emitió la carta de derechos y deberes del consumidor, diciendo en su discurso que la forma más grande de ciudadanía, democracia y donde realmente se cumplen los derechos constitucionales en por medio del consumo, y desde ese día el mundo comenzó una revolución silenciosa para defender al consumidor y promover la mejora de la calidad de vida desde el consumo de bienes y servicios.

Muchos atacan hoy el consumo desde el débil discurso del “consumismo”, como un monstruo espantoso que causa que el planeta este enfermo, que las personas gasten más de lo que necesitan y que se marquen las diferencias sociales, sin reconocer que realmente ha hecho todo lo contrario: si no fuera por el avance en el consumo, la calidad de vida sería menor, no habría redistribución del ingreso, e inclusive no hubiésemos llegado al nivel de desarrollo humano que tenemos.

El consumo que hoy celebramos es el motor de la economía del mundo, siendo cerca del 64 % de la economía. No existe nación en el mundo –incluidas las comunistas– donde el consumo no sea pieza fundamental de su mercado, y esto se debe a que el consumo (o mejor las compras) son la representación de la solución de necesidades de las personas.

En Colombia hemos avanzado mucho en la legislación sobre derechos del consumidor, sobre todo con la Ley 1482 del 2011 y con marcos como el de Habeas Data. Mas en el país el tema del consumo se ha circunscrito a las denuncias y quejas que se radican día a día en la SIC, sin considerar lo relevante que es el proceso del consumo; por ejemplo, de cada 100 pesos que gastan los hogares colombianos, solo el 12 % se destina a compras de productos importados; el 68 % de las compras de los hogares son de bienes para la familia y solo el 32 % son bienes y servicios individuales; el 53 % del gasto es en servicios y el 47 % en productos; el hombre hace el 62 % del valor de compras y las mujeres, el 38 %. Este tipo de situaciones son comúnmente excluidas de los debates de política pública económica, ya que de una u otra manera el tema del consumo es considerado casi light, pese a ser el componente más grande del PIB.

En el consumo de hogares se nota claramente el avance de los últimos años de la calidad de vida de los colombianos. Por ejemplo, en 1993 solo el 3 % de los hogares tenía carro, y hoy este dato supera el 18 %.

Desafortunadamente, nuestras instituciones no le han dado importancia al tema más allá del trabajo de la Superintendencia de Industria y Comercio. El Dane tiene mediciones sobre compras de los hogares que deben ser actualizadas, el Ministerio de Comercio, desde su fusión, ha dejado atrás el tema del mercado interno e incluso el mismo plan de desarrollo casi no lo toca.

Hoy, 15 de marzo, es quincena para muchos hogares y el comercio estará listo a ofrecerle gran cantidad de productos, sin recordar lo que pasó hace 52 años, porque este día en Colombia simplemente no lo conoce nadie, al igual que el día del anticonsumo, que se celebra sobre todo en Europa el 24 de noviembre, y que es conocido como el día sin compras.

El consumo es una actividad diaria, que nos acompaña toda la vida; desde que nacemos consumimos, y hasta el último día de nuestras vidas, pero hemos satanizado de una u otra manera esta práctica con discursos superficiales como el señalamiento de la obsolescencia programada o lo innecesario de muchos productos, sin reconocer que gracias a que las marcas investigan continuamente y desarrollan mejores productos para solucionar nuestras necesidades nuestra calidad de vida hoy sería la misma de antes de la Segunda Guerra Mundial.

Actualmente las compras de los hogares crecen por encima del 11 %, pese a que muchos dicen que la economía va mal y que el Gobierno y el país tienen muchos problemas; seguiremos consumiendo y comprando porque sabemos que así mejoramos nuestra vida y cumplimos nuestros sueños. Solo por un momento imagínese que hoy no consumiera nada y se dará cuenta de que es simplemente imposible.

Camilo Herrera M.

Especial para Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido