A 2020 EE.UU. tendría 100 millones de empleados móviles

Esto mejorará la productividad, según un estudio de Extreme Networks.

A 2020 EE.UU. tendría 100 millones de empleados móviles

Shutterstock

A 2020 EE.UU. tendría 100 millones de empleados móviles

Tendencias
POR:
julio 10 de 2015 - 03:54 a.m.
2015-07-10

El incremento en los esquemas laborales flexibles estará impactando en el número de personas que trabajarán de manera móvil, de acuerdo a un estudio publicado por la empresa IDC, titulado Pronóstico de trabajadores móvile en los Estados Unidos 2015-2020.

El informe concluye que en cinco años esta nación norteamericana superaría los 100 millones de ciudadanos que no necesitarán una oficina para realizar sus labores.

Esto debido al potencial de crecimiento en la productividad y optimización de los tiempos laborales que entregan un número cada vez mayor de soluciones móviles en los centros de trabajo.

De acuerdo a la empresa, la cantidad de trabajadores móviles crecerá de 96 millones en 2015, a 105 millones para 2020.

Bajo este planteamiento, los empleados en esta condición representarán el 72.3 por ciento del total de la fuerza laboral de Estados Unidos.

De acuerdo Extreme Networks, empresa de soluciones para redes de alto rendimiento, el mercado de Switching con capacidades SDN, de análisis de red y aplicativos, serán parte de los ejes tecnológicos que harán viable el crecimiento de este tipo de esquemas laborales. Las capacidades que más beneficios entregan a las organizaciones en términos tecnológicos son:

Access Points inalámbricos con capacidades de administración unificada de perfiles (Network Analytics).

Itinerancia de red sin interrupciones con reenvío de datos centralizado y distribuido.

Administación virtualizada y control para despliegues Cloud.

Arquitectura de red con alta disponibilidad para la utilización de aplicaciones de voz, video, datos en tiempo real.

Es clave que las plataformas flexibles de red se adapten automáticamente a entornos virtualizados.
Extreme Network hace hincapié en soportar la demanda de video, voz y datos que los esquemas laborales flexibles demandan a los empleados para desempeñar sus actividades. Esto en adición a la capacidad de respaldar el uso de aplicaciones que mejore el rendimiento del trabajador, su productividad y conveniencia para lograr los objetivos.

Nuevas plataformas y dispositivos móviles en los que se incluyen wearables empresariales, lectores biométricos y soluciones de realidad aumentada, son algunas de las inversiones que las organizaciones están llevando a cabo para abonar a esa movilidad que el mercado laboral estará teniendo en los siguientes cinco años.

En términos de eficiencia operacional, las redes de alto rendimiento están mejorando para entregar una visibilidad centralizada que dote de control real, menores tiempos de respuesta para la resolución de problemas, así como la automatización de respuestas para responder a cualquier amenaza a la red; son algunos aspectos en los que CIOs y CDOs (Chief Digital Officers) invierten parte de su planeación para integrar administaciones de red alámbricas e inalámbricas, accesos de red basados en perfiles. Una arquitectura de red adaptable reduce la complejidad y optimiza el flujo de información para cada aplicación y usuario, sin importar donde se encuentre.

LOS NIVELES DE AUTENTICACIÓN Y AUTORIZACIÓN 

Estos serán factores determinantes para lograr el éxito de mejores esquemas de trabajo móvil.

Entre las diversas predicciones y hallazgos que el estudio de IDC mostró, se encuentra que la cantidad de trabajadores basados en una oficina, como los que no lo están, seguirá siendo relativamente balanceada los siguientes años, aunque cabe señalar que actualmente más de dos terceras partes de todos los trabajadores móviles son trabajadores sin oficina fija, trabajando en campo o en las industrias para las que prestan sus servicios.

Entre las industrias productivas con más trabajadores móviles destacan la industria manufacturera, construcción, retail y sector salud.

Siendo estas las que continuarán creciendo en el número de trabajadores móviles en los siguientes cinco años.

Las soluciones móviles para las empresas dependerán de la capacidad de integrar dispositivos y soluciones móviles, pero también, de su capacidad de contar redes que estén a la altura de ese crecimiento.