¡No abuse de la medicina preventiva!

En muchos exámenes de tiroides o de mama, aparecen células cancerígenas que nunca se desarrollarán.

Los médicos Juan y Mercedes Gérvas- Pérez.

Agencias

Los médicos Juan y Mercedes Gérvas- Pérez.

POR:
febrero 04 de 2014 - 12:28 a.m.
2014-02-04

Los médicos generales españoles Juan y Mercedes Gérvas-Pérez son el retrato vivo de lo que predican: gozan de una muy buena salud, no abusan de la medicina preventiva para mantenerse sanos, llevan una buena vida y tratan de ser felices con lo que tienen.

No se hacen controles médicos anuales ni se someten a radiografías ni a otros exámenes radiactivos para descartar cualquier enfermedad. Recorren el mundo alertando sobre los abusos de la medicina preventiva que, en su opinión, en lugar de mejorar la salud, muchas veces la empeora.

Dicen que no “sirven para nada” medicamentos como los jarabes para la tos y que, algunas vacunas, como la de la gripa, que solo “hacen parte del negocio de la salud”.

Están contra la utilización de antibióticos en enfermedades que nos los necesitan, como la otitis, la laringitis y otras.

Denuncian que en el diagnóstico de cánceres histológicos (que jamás se desarrollarán), muchos pacientes son penalizados con tratamientos químicos y exámenes radiactivos innecesarios y condenados a temer por la reactivación de una enfermedad que nunca existió.

“En muchos exámenes de tiroides o de mama, aparecen células cancerígenas que nunca se desarrollarán pero el paciente cree de que su cáncer se descubrió a tiempo”, afirman los Gérvas, esposos desde hace más de 40 años, autores de un centenar de trabajos científicos y de una decena de libros, entre ellos ‘Sano y Salvo’, publicado en el 2012, donde denuncian que millones de personas sanas son transformadas en enfermas por la medicina preventiva.

Investigadores y reconocidos profesores de universidades españolas, como la de Valladolid, y de norteamericanas, como la John Hopkins, dicen que el colesterol alto solo es importante y exige medicamentos cuando hay enfermedades coronarias como angina de pecho, infarto de miocardio, etc.

“Los problemas se presentan cuando los médicos recetan medicamentos en personas que nos las tienen”.

Dicen que minan la buena salud la realización de exámenes como radiografías o TAC, “por si acaso”, lo mismo que el consumo de antibióticos o de otros fármacos, innecesarios.

“Una TAC (tomografía axial computadorizada) de tórax, por ejemplo, equivale a 750 radiografías en un adulto y al doble en un niño. Una TAC de abdomen corresponde a 2.500 radiografías de tórax. Es como hacer una radiografía todos los días seguidos durante 7 años y la descarga radiactiva recibida en cinco TAC; es similar a la radiación que recibió la población en Japón en la Segunda Guerra Mundial.

Una TAC cerebral en un niño se asocia a un riesgo doble de cáncer de cerebro y de leucemia. Habría que utilizar el TAC y la radiología con ciencia y sin exceso”, explican.

Padres de cuatro hijos y abuelos de 8 nietos, los Gérvas - Pérez se han convertido en una especie de conciencia crítica de la salud pública.

¿CUÁL ES LA PRINCIPAL TESIS QUE DEFIENDEN?

Que, sin límites, la medicina preventiva se convierte en una práctica peligrosa. La prevención produce grandes beneficios, pero no puede tener una aureola de beneficios sin daños.

Toda actividad sanitaria y médica puede hacer daño, por bien intencionada que sea.

Tenemos que poner límites. La medicina y la prevención logran ‘cuasi-milagros’, pero no son milagrosas. Por ejemplo, operar bajo anestesia es un gran triunfo, pero la propia anestesia tiene graves inconvenientes, y en algún caso puede matar.

Se debe utilizar solo cuando sus posibles beneficios superen ampliamente los eventuales daños.

¿POR QUÉ LA MEDICINA PREVENTIVA O EL DIAGNÓSTICO PRECOZ NO SON TAN BUENOS COMO LOS PINTAN?

El diagnóstico precoz, muchas veces, solo adelanta la fecha del diagnóstico, pero llega tarde para evitar el desarrollo de la enfermedad. En otros casos, es demasiado precoz y lleva al diagnóstico en falso de enfermedades que no se desarrollarán.

Por ejemplo, la hemocromatosis (absorción en exceso del hierro), que diagnostica genéticamente, pero que de 100 casos, solo uno será caso clínico.

El neuroblastoma (un tumor maligno) en niños menores de cinco años es el más estudiado y se ha demostrado que el proceso de prevención lleva a más muertes que la enfermedad.

El cáncer de mama, que se diagnostica en el 47 por ciento de las mamografías de cribado (screening), que son histológicos, no biológicos, y que no se van a desarrollar.

En Estados Unidos hay 1’300.000 mujeres con esos cánceres y pasan su vida creyendo que se salvaron y temiendo por la reaparición de una enfermedad que no existió

¿POR QUÉ NO HAY QUE MEDIRSE EL COLESTEROL?

El colesterol y los triglicéridos son componentes fundamentales de la materia viva; sin ellos no existiríamos. Los niveles altos de estos productos se asocian a enfermedad, pero el bajar dichos niveles ofrece más daños que beneficios en el caso de pacientes sin enfermedad coronaria.

SU PRINCIPAL RECOMENDACIÓN

Viva y trate de ser feliz. Si le gusta tomarse un vino, tómeselo con sus amigos o con su familia. Si le gusta comer, haga lo mismo.

Baile, cante, realice las actividades culturales que más le gusten y le den placer, y con eso estará prolongando su vida por lo menos 10 años y garantizando una gran parte de su buena salud.

Gloria Helena Rey

Siga bajando para encontrar más contenido