¿Es adicto mi hijo a las nuevas tecnologías?

Signos o comportamientos pueden indicar que un niño o adolescente está en peligro.

Los adolescentes otorgan un valor fundamental a las nuevas tecnologías y a internet.

Archivo Portafolio.co

Los adolescentes otorgan un valor fundamental a las nuevas tecnologías y a internet.

POR:
mayo 14 de 2014 - 12:14 a.m.
2014-05-14

Durante la última década se han producido vertiginosos avances tecnológicos y un creciente uso de los dispositivos móviles con conexión a internet.

Herramientas como el chat o las redes sociales pasaron del uso privativo del ámbito empresarial al necesario uso personal, según los expertos de ISEP Clínic.

Desde esta institución destacan que los adolescentes otorgan un valor fundamental a las nuevas tecnologías y a internet, como un signo de identidad y de estatus, y su uso se ha convertido en prioritario en su vida.

“Estar conectado y poseer las últimas tecnologías para ellos es indispensable”, añade un informe de este centro.

Según el equipo de psicólogos de ISEP Clínic, ser adolescente en la actualidad implica tener el último Iphone, Blackberry, tablet, la PSP o la Nintendo DS con conexión wifi, y muchas veces los hijos, incluso, disponen de tecnología más avanzada que la que poseen sus padres.

Antes para los progenitores el celular que llevaban sus hijos significaba tenerlos controlados y localizados, y les aportaba tranquilidad, explica el informe de este centro.

Pero ahora, después de ver que los jóvenes van a todas partes con estos dispositivos y lo consultan continuamente mientras están en la mesa o estudiando, los padres perciben que las nuevas tecnologías pueden ser una gran amenaza que genera en los jóvenes una conducta adictiva, destacan los expertos de ISEP Clínic.

Así, cuando los padres visitan al psicólogo suelen hacer preguntas clave, como: ¿está mi hijo enganchado a las redes sociales? o ¿es adicto al celular?, señala el informe.

CUÁNDO ACUDIR AL PSICÓLOGO

Según la psicóloga Yolanda Vera, directora de ISEP Clínic Terrassa, “los padres que acuden a las consultas psicológicas debido a una posible adicción de sus hijos a las nuevas tecnologías, suelen tener entre 30-40 años, mientras que los niños con adicción al móvil acuden a partir de los 9 años, una edad temprana, pero explicable si se tiene en cuenta que, hoy en día, es frecuente que los niños tengan celular a partir de los 8 años”.

“Los niños con adicción a las redes sociales acuden a la consulta a partir de los 12 años”, añade Vera, que destaca que en este punto es importante recordar que, en algunos países, legalmente los niños no pueden acceder a las redes sociales hasta cumplidos los 14 años.

Para esta psicóloga es aconsejable que los padres acudan al psicólogo “cuando no pueden controlar los horarios de conexión o bien si, al intentarlo, se genera un conflicto familiar serio”.

También es conveniente buscar ayuda profesional cuando la adicción es la prioridad en la vida del hijo y por ella delega responsabilidades, como hacer deberes, estudiar, o bien deja de llevar a cabo actividades placenteras por continuar conectado, como puede ser salir con los amigos o jugar.

Cuando un hijo renuncia a su vida social o familiar y prefiere vivir aislado en su habitación o con su teléfono o tableta, también conviene acudir al psicólogo, en opinión de Vera.

EFE

Siga bajando para encontrar más contenido