‘Adware’, ¡duro de matar!

Un programa difícil de erradicar y que puede ser malicioso.

‘Adware’, ¡duro de matar!

Archivo particular

‘Adware’, ¡duro de matar!

Tendencias
POR:
abril 05 de 2015 - 08:53 p.m.
2015-04-05

“Hace unas semanas conseguí ayudar a unos parientes cuyo computador portátil, muy potente y para nada obsoleto, se había vuelto muy lento”, señala Serge Malenkovich, un experto en medios de comunicación social, de la compañía especializada en soluciones de seguridad informática Kaspersky Lab (K-Lab).

“Al examinarlo más de cerca, me di cuenta de que tres cuartas partes de sus recursos informáticos se desperdiciaban en cinco páginas de ‘ayudante para el inicio de sesión’ y ‘paneles de búsqueda’ diferentes. Esto iba acompañado de un adware malicioso que mostraba banners enormes e irritantes en cada página web que intentabas abrir”, prosigue este experto.

“¿Por qué digo que este adware es malicioso? Porque consume los recursos del ordenador de forma excesiva y por la forma de mostrar la publicidad, ya que cualquier adware es, de hecho, un tipo de malware, siempre que el banner (espacio publicitario insertado en una página de internet) aparezca en cada página web que quieras lanzar e imite el contenido original y las características de esa página web”, añade Malenkovich.

El testimonio del experto es una muestra de los efectos de este tipo de adware malicioso, un programa intruso que durante su funcionamiento despliega publicidad de productos o servicios y que se instala sin que el usuario lo consienta o lo sepa.

Este hecho, que no parece gran cosa, puede traer graves problemas, porque este tipo de programas consume muchos recursos del ordenador, con lo que la potencia de un dispositivo puede verse reducida considerablemente a causa de ello, según esta misma fuente.

“Por otra parte, páginas conocidas se llenan de anuncios, todo ello causado por un usuario que se cree dueño de la página y quiere rentabilizarla llenándola de publicidad”, según K-Lab.

“Además -añaden los expertos de esta compañía- conseguir desinstalar este tipo de adware, a través del administrador de tareas o desde el panel de control, es complicado en la mayoría de los casos y suele tener un éxito limitado, ya que vuelven a reaparecer”.

PROGRAMAS RESISTENTES

“No obstante, la mayor parte de estos programas se resisten a ser eliminados, suelen competir con otros por hacerse un hueco como página de inicio y, muchos de ellos, no aparecen en la lista de programas instalados o no se dejan desinstalar”, de acuerdo a los expertos de K-Lab.

Una fuente muy habitual y la puerta de entrada al ordenador de este tipo de programas son los juegos que los desarrolladores ofrecen gratis y otros programas sin costo, refiere K-Lab.

Según el experto de K-Lab que “el adware es extremadamente difícil de eliminar, en primer lugar porque no siempre nos damos cuenta de que se ha instalado en nuestro equipo y, aunque siempre ralentiza el ordenador, a veces no es sencillo achacarlo a la presencia de este tipo de programa y pasa inadvertido”.

Según los expertos, cualquier equipo está expuesto y la amenaza se instala más por el comportamiento del usuario que por el dispositivo en sí.

“Cuando el adware ya ha infectado el computador, lo primero es acudir al administrador de tareas del equipo para comprobar qué recursos están devorando la capacidad del ordenador. Esa es una forma sencilla de comprobar si hay programas de este tipo en nuestro computador”, explica Vicente Díaz, de K-Lab.

“La forma más simple de hacerlo es buscar la carpeta de instalación y ejecutar el archivo de desinstalación. También, gracias al panel de control, podremos eliminar los adwares maliciosos más importantes”, finaliza el experto de K-Lab.

CONSEJOS PARA PREVENIR UNA INFECCIÓN

* Expertos de K-Lab recomiendan seguir estos consejos: Descargue siempre las aplicaciones desde la página web oficial de los desarrolladores.

* Preste atención a cada ventana que se abre cuando instala un ‘software’ y deseleccione todas las casillas que vienen activadas por defecto y que sugieren que instale otros programas.

* Utilice el sentido común y sea consciente de que, habitualmente, nadie regala nada a nadie y que, tras cierto tipo de páginas de ‘software’ gratuito, pueden esconderse archivos de ‘adware’ malicioso.

EFE