Agenda / Capturando el pensamiento y saber ancestral

Ocho videos componen la serie que habla del territorio, las experiencias y los desarrollos de 4 culturas.

Un trabajo de unión entre pueblos indígenas de la Sierra Nevada, para dejar su legado cultural y espiritual a la humanidad.

Archivo Portafolio.co

Un trabajo de unión entre pueblos indígenas de la Sierra Nevada, para dejar su legado cultural y espiritual a la humanidad.

POR:
julio 13 de 2013 - 12:35 a.m.
2013-07-13

Esta semana, en Valledupar vio la luz una nueva serie de ocho documentales sobre los Pueblos Indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta (arhuacos, kuankuamos, koguis y wiwas), un trabajo más del Colectivo Comunicativo Zhigoneshi, que anteriormente ha presentado otras cintas de corte cultural y etnoeducativo como ‘Resistencia a la línea negra’, ‘Memoria de una independencia’ y ‘Palabras mayores’.

Así, el Colectivo, el Resguardo Kogui Malayo Arhuaco y la Organización Gonawindúa Tayrona (arhuacos, koguis y wiwas) lanzaron en conjunto los documentales de impacto, primero en la región Valledupar, Santa Marta y La Guajira, y luego los compartirán en eventos y espacios de la academia, “pues queremos que sea producto de sensibililización, para que se generen responsabilidades de pertenencia a la Sierra Nevada y a la cultura”, sostiene Amado Villafañe, director del Colectivo Zgnoneshi.

Luego, la serie se presentará en Bogotá con el apoyo del Programa para Afrodescendientes de la Agencia para el Desarrollo Internacional (Usaid) y la Universidad Javeriana.

El objetivo principal de los realizadores de la obra, como lo explica Villafañe, es traer a un plano de mayor entendimiento el conocimiento ancestral de estas culturas, que basan su estructura en normas de convivencia y cumplimiento que nacen en el plano espiritual.

“Un compendio de experiencias e interpretaciones del territorio y lo que significa la naturaleza como un ser viviente para nosotros”, dice Villafañe.

La idea es que materiales como estos, que buscan preservar creencias, conocimientos y saberes ancestrales, tesoros de la humanidad, se proyecten en festivales internacionales y lleguen a museos e instituciones educativas.

Pero como dice Villafañe, eso requiere del “compromiso de la empresa privada, para que sea sostenible. En tal sentido, buscamos sensibilizar a las entidades y los empresarios para que acojan la iniciativa”.

Los documentales se hicieron, en principio, en los idiomas arhuaco, wiwa y kogui, con subtitulados en español, inglés y francés, y contaron con el apoyo de la Agencia Cultural del Banco de la República y la Fundación Universitaria del Área Andina de Valledupar.

CINE

LA ETERNA NOCHE DE LAS DOCE LUNAS

Dirección: Priscila Padilla

Calificación: B***

jheredia@cable.net.co

La directora colombiana Priscila Padilla muestra con bellas imágenes y una narración detallada parte de la tradición cultural de las enseñanzas indígenas.

Presenta la etapa del cambio de niña a mujer wayúu, donde aislan a la adolescente durante doce lunas hasta la llegada de su primera menstruación.

En ese año de aislamiento, las niñas pueden ver solamente a mujeres de su familia, y aprenden a tejer y los principales valores de la mujer: el respeto a los demás, la responsabilidad y las labores domésticas. Finalmente, la comunidad, con una fiesta, celebra a la nueva señorita.

El documental consigue construir un discurso narrativo sólido.

Esta película ganó el Premio Especial India Catalina este año en Cartagena y también el premio como mejor documental en el Festival Internacional de Cine de Toulouse en Francia, donde la crítica cinematográfica francesa la describió como “un bello retrato realista donde el color y la fotografía se mezclan para fundirse en un hermoso relato cinematográfico en la tierra de los wayúu”.

Siga bajando para encontrar más contenido