El agridulce momento de Julia Roberts

Las alegrías han venido de ‘August: Osage Country’.

El agridulce momento de Julia Roberts

EFE

El agridulce momento de Julia Roberts

POR:
marzo 14 de 2014 - 04:04 a.m.
2014-03-14

En la pasada ceremonia de los Premios Óscar, celebrada el 2 de marzo, Julia Roberts fue una de las estrellas que se paseó por la alfombra roja del Dolby Theatre de Los Angeles, con un elegante vestido negro de Givenchy con encajes, haciendo gala una vez más de su característica y amplia sonrisa.

Pero por desgracia, tras ese feliz gesto, la que fuera nombrada ‘novia de América’ ocultaba sus más oscuras preocupaciones personales. Y es que, a sus 46 años, la actriz está pasando por un momento agridulce, ya que las alegrías que le ha dado su participación en la película ‘August: Osage Country’ contrastan con las desdichas familiares que atraviesa en estos momentos.

Poco antes de la ceremonia, se especulaba con la posibilidad de que Roberts no acudiera a la cita, debido a sus delicadas circunstancias personales.

En febrero de este año se conoció la noticia de que la hermanastra de la actriz, Nancy Motes, había muerto a causa de una sobredosis. Poco después se confirmó que había sido un suicidio, y prueba de ello era la larga y detallada nota que Motes había escrito antes de su fallecimiento.

La muerte de la que, a sus 37 años, era la hermana pequeña de Roberts supuso un ‘shock’ emocional para toda la familia.

A esta tragedia se le suma que la madre de ambas, Betty Lou, está enferma de cáncer de pulmón, información que la actriz conoce desde el pasado noviembre. Otro duro golpe para Roberts, que con solo diez años perdió a su padre por culpa del cáncer.

“Julia se ha estado amedrentando con la idea de aparecer otra vez en público, con la gente preguntando de quién es el vestido que lleva y cosas superficiales como esa”, explicó una fuente, añadiendo que, finalmente, la actriz se decidió gracias al apoyo que le mostró su madre, quien no quería que su hija se perdiera esa ocasión tan especial.

No hubiese sido la primera vez que Roberts cancelara alguna de sus citas profesionales por los eventos recientes; la actriz no acudió al tradicional almuerzo de los nominados a los Óscar este año y tampoco a la première de la película ‘August: Osage Country’, celebrada en febrero en París.

A pesar de esto, Roberts encontró en esta última producción motivos por los que sonreír. Su papel en ‘August’, film que muestra los conflictos de una familia algo disfuncional, ha recibido numerosos halagos, y para muchos, ha supuesto el retorno de la actriz al “cine con mayúsculas”, debido a la irregularidad que manifiesta su carrera desde que ganó el Óscar en el 2001 con ‘Erin Brockovich’.

Siga bajando para encontrar más contenido