Agromafia y la falsa virginidad del aceite de oliva

Usted probablemente perdió hace mucho la inocencia respecto a la virginidad del aceite de oliva.

Agromafia y la falsa virginidad del aceite de oliva

Archivo Portafolio

Agromafia y la falsa virginidad del aceite de oliva

Tendencias
POR:
marzo 16 de 2015 - 10:24 p.m.
2015-03-16

Contrabando, falsificación, control de la producción por parte de las mafias, distribución fraudulenta son actividades asociadas con aceite de oliva y periódicamente aparecen escándalos evidenciando que la situación en los países productores, y particularmente en Italia, no solo no ha mejorado sino que sigue empeorando.

La dura realidad es que el aceite de oliva en su despensa, que debió costarle bastante caro y que usted compró por los beneficios que supuestamente tiene para la salud, es probablemente una estafa.

Lo cual significa que muy posiblemente contiene mucho menos aceite de oliva auténtico de lo que usted podría imaginar. O sea que es una mezcla con colorantes, odorantes y otros aceites menos costosos, como el aceite de girasol. O simplemente es 100 % falso.

La actividad de producir aceite de oliva fraudulento es conocida desde hace décadas y es practicada tanto en Italia como en España y Grecia e inclusive en Estados Unidos. Hay muchos intereses comerciales multinacionales en el juego, y muchas tangentes que van más allá de la producción y tienen que ver con cosas como las etiquetas falsas, la escasa supervisión gubernamental y la corrupción imperante en las agencias de inspección de alimentos.

Es por eso que en Italia, uno de los mayores productores en el mundo, expresiones como ‘mafia de alimentos’ y ‘cosechas mafiosas’ también van asociadas al mundo contaminado del ‘Aceite de Oliva Extra Virgen’.

Un nuevo estudio revela que la mafia italiana y sus grupos afines están aprovechando la desaceleración económica de Italia para ampliar el control de propiedades de tierras agrícolas. De acuerdo al estudio, más de una tercera parte de las tierras agrícolas del país están en manos de esos grupos “incluyendo la fabricación de productos falsificados, como el aceite de oliva y el queso mozzarella, así como el control de las redes de distribución y ventas”.

El informe escrito por Coldiretti, la Sociedad Nacional de Agricultura de Italia, y Eurispes, un grupo de investigación, calcula que el valor del negocio ilegal ligado en la agricultura aumentó en un 10 % el año pasado, lo cual equivale a 15.000 millones de Euros.

El estudio, titulado, ‘Agromafia’, también describe un nuevo fenómeno conocido como ‘ensuciamiento de dinero’, a diferencia de ‘lavado de dinero sucio’, en referencia a las inversiones de dinero proveniente de agricultura que entran al mercado negro calculado en 1.500 millones de Euros en 2014.

“La actividad criminal organizada en el sector agrícola de Italia floreció el año pasado debido al mal tiempo que dañó la producción de cultivos y permitió que los grupos criminales vendieran más productos falsificados”, informó el Finantial Times.

Esta última oleada es paralela a la extendida práctica de blanqueo de capitales, asociado con otra sorprendente revelación de ‘Agromafia’: al menos 5.000 restaurantes en Italia son gestionados por organizaciones criminales mafiosas, que tienen un control cada vez mayor de la industria alimentaria del país.

Las manos de las mafias en el conjunto de la industria alimentaria del país generaron una facturación de casi 16.000 millones de euros en 2014.

El estudio explica que a medida que estas organizaciones penetran en la industria de los alimentos a través de compañías productoras de comida, hoteles, restaurantes y otros negocios relacionados, utilizan métodos financieros y corporativos más sofisticados para adquirir marcas, hasta ahora legales y prestigiosas, y de esa manera condicionar el mercado.

‘Agromafia’ también advierte sobre el peligro de una inundación de productos falsificados ‘made in Italy’ que puede llegar a más de 60.000 millones de euros en ventas durante la famosa Expo Milano 2015, una exposición de temática culinaria que va desde el 1 mayo hasta 31 octubre y a la que asisten compradores y exportadores de todo el mundo.

Cecilia Rodríguez
Especial para Portafolio
Luxemburgo