Los alimentos afectan la piel

Una dieta sana tiene un beneficio sobre el envejecimiento cutáneo.

Los alimentos afectan la piel

Archivo Portafolio.co

Los alimentos afectan la piel

POR:
marzo 13 de 2014 - 03:34 a.m.
2014-03-13

“Algunas de las enfermedades más frecuentes de la piel son procesos de larga duración que obedecen a multitud de causas. Si los tratamientos, además de largos, son difíciles o requieren fármacos no exentos de efectos secundarios importantes, resulta muy útil identificar estilos de vida que permitan ayudar a controlar estos procesos”, destaca Jorge Soto, miembro del Servicio de Dermatología de la Policlínica de Guipúzcoa y de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

El especialista reconoce que el papel que tienen la dieta y sus modificaciones en las enfermedades de la piel es motivo de controversias, y comenta: “aún no está probada la relación directa entre la dieta y el envejecimiento cutáneo pero, en cambio, se conocen otros aspectos, por ejemplo, que los alimentos con alto índice glucémico hacen empeorar el acné”.

El facultativo apunta que “los alimentos que han sido sometidos a procesos especiales para su conservación, con gran cantidad de aditivos, colorantes, conservantes y potenciadores del sabor, como la harina, pan y arroz blancos o el azúcar, pueden hacer que el acné empeore”.

En este sentido, Soto afirma que “es preferible consumir harinas integrales o poco refinadas”.

No obstante, el dermatólogo subraya: “el mito de que el chocolate o los lácteos incrementan el acné no está probado”.

CAFÉ, TÉ Y PICANTES

Además de afectar a enfermedades como el acné, el especialista detalla que la dieta tiene un “probable papel en la patogenia de otras enfermedades cutáneas como el pénfigo, la dermatitis atópica, la dermatitis alérgica de contacto, la psoriasis y la urticaria”.

Sin embargo, existen otras patologías y cambios cutáneos cuya relación con la dieta es “incierta”, según expresa el doctor Soto.

El especialista señala que no hay informes concluyentes “acerca de la relación exacta entre los nutrientes y el envejecimiento de la piel”. No obstante, considera “evidente la influencia positiva que sobre el envejecimiento cutáneo tienen una dieta sana, y la reducción de la glicación de los alimentos durante su manipulación culinaria”.

Una de ellas es la rosácea, una enfermedad de la piel que afecta principalmente al rostro y que se caracteriza por presentar enrojecimiento y lesiones inflamatorias.

Según datos de la National Rosacea Society de Estados Unidos, unos 16 millones de americanos padecen de rosácea y solo una pequeña parte está siendo tratada.

En lo referente a la relación que esta dolencia cutánea guarda con la alimentación, el doctor Soto indica: "hemos comprobado que algunos pacientes empeoran si toman café, té, bebidas calientes, alcohol y comidas picantes, o si son fumadores".

Para la mayoría de las dolencias, los expertos recomiendan cocinar al vapor, siempre a fuego bajo y huir de las cocciones de más de 180º, de las parrilladas y de las salsas preparadas.

UN EFECTO DEFINITIVO

“Existen enfermedades de la piel donde -según explica el doctor Soto- la dieta tiene un papel definitivo. Es el caso de la dermatitis herpetiforme”.

Así mismo, hay enfermedades, de carácter genético y metabólico, donde una dieta de eliminación o de suplementación de nutrientes específicos resulta obligatoria. En este grupo se encuentra la fenilcetonuria, una rara afección en la cual un bebé nace sin la capacidad para descomponer apropiadamente un aminoácido llamado fenilalanina, que se encuentra en alimentos que contienen proteína.

EFE

Siga bajando para encontrar más contenido