A ampliar y bajar los costos de banda ancha

Tecnología como catalizador del desarrollo económico y social en los países de A. Latina y el Caribe.

Redes

Ilustración

Redes

POR:
agosto 13 de 2012 - 03:19 a.m.
2012-08-13

Recientemente, participé en el Comité Técnico de un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sobre el desarrollo de la banda ancha en Latinoamérica y el Caribe. El resultado es un informe riguroso, que se llama ‘Construyendo puentes, creando oportunidades: la banda ancha como catalizador del desarrollo económico y social en los países de América Latina y el Caribe’.

Aunque la banda ancha está creciendo muy rápido en Latinoamérica y el Caribe, la región todavía está rezagada en comparación con otras alrededor del mundo en cuanto a cobertura, acceso, velocidad y adopción. Los principales obstáculos que enfrenta la región, según el BID, son tres:

1. Altos costos de los servicios y dispositivos.

2. Servicios y cobertura territorial limitados.

3. Falta de alfabetismo digital y de conciencia sobre la importancia de la banda ancha.

Afortunadamente, hay soluciones para estos problemas que pueden lograr un impacto profundo y positivo en la vida de millones de personas. La banda ancha mejora la calidad de vida de los ciudadanos, hace crecer la competencia de mercado, y tiene el poder de revolucionar sectores como el gobierno, la educación y la asistencia sanitaria. También es un catalizador crucial para aumentar el crecimiento económico. De acuerdo con un estudio reciente del BID, un crecimiento del 10 % en la penetración de servicios de banda ancha en América Latina y el Caribe incrementaría el producto interno bruto (PIB) en 3,2 puntos porcentuales promedio.

La banda ancha permite a las pequeñas y medianas empresas encontrar clientes nuevos en todo el mundo y ayuda a la gente a encontrar información, productos y servicios más variados. El estudio más reciente de McKinsey & Company sobre el impacto económico de Internet sugiere que este es responsable, en promedio, de aproximadamente el 2% de PIB en los países en vías de desarrollo, y de 3,4% en países desarrollados. En 2016, según un estudio de Boston Consulting Group, la economía de Internet alcanzará a 4,2 billones de dólares en las economías del G-20, los cuales incluyen a México, Brasil y Argentina. (más información sobre el valor económico de Internet: www.valueoftheweb.com, un esfuerzo colaborativo de investigación, facilitado por Google).

El reporte destaca la importancia de fomentar la interconectividad a efectos que los ISPs (Proveedores de Servicios de Internet) dentro de sus respectivos países puedan intercambiar tráfico de manera local y los proveedores de contenidos pueden acercar el contenido a sus usuarios, haciendo más efectivo el tráfico al limitar el uso de conexiones internacionales de banda ancha a lo estrictamente necesario, a una reducción en los costos de acceso a Internet.

Google quiere colaborar en el desarrollo de marcos regulatorios que fomenten los beneficios de la banda ancha. Necesitamos leyes y regulaciones actualizadas que protejan la privacidad, la libertad de expresión y el acceso a la información de los usuarios, sin demonizar la tecnología, y balanceando los interés particulares y colectivos de la sociedad, promoviendo así la sociedad de la información, el comercio electrónico, el desarrollo tecnológico y la innovación.

n ejemplo claro de esto es la reciente Declaración Conjunta Sobre Libertad de Expresión e Internet firmada por relatores de la Libertad de Expresión de la ONU, OEA, Osce (Europa) y Achpr (Africa). Así mismo, se necesitan reglas claras que protejan a los diferentes intermediarios de Internet (como ISPs, NAPs, plataformas de contenido o buscadores) por reclamos derivados de las actividades que los usuarios hacen en la red, y para que no los obliguen a convertirse en jueces y policías de la web. De esta manera, se podrá fomentar una mayor inversión en infraestructura (desde redes hasta datacenters). Chile ha sido pionero en la región, con una de las más modernas leyes sobre derechos de autor e Internet.

Este informe es un ejemplo del camino a seguir. Es un esfuerzo de colaboración entre el BID y una amplia gama de sectores, incluyendo compañías de Internet como Google, de tecnología, operadores nacionales e internacionales de telecomunicaciones, fabricantes de equipos, instituciones académicas y agencias internacionales. Mirando hacia adelante, la tarea de llevar banda ancha a todos los rincones de Latinoamérica y el Caribe requerirá de la colaboración entre el sector público y el privado para diseñar e implementar soluciones a gran escala que puedan reducir brechas.

PEDRO LESS ANDRADE
DIRECTOR DE POLÍTICAS PÚBLICAS Y RELACIONES CON GOBIERNO GOOGLE, A.L.

Siga bajando para encontrar más contenido