Aprenda a manejar los traumas que se heredan

Las personas que han vivido situaciones extremas y sufren estrés crónico podrían transmitir las secuelas a sus descendientes

El ESG “también puede producirse en una escala más pequeña, a nivel individual, y consecuentemente familiar

Agencias

El ESG “también puede producirse en una escala más pequeña, a nivel individual, y consecuentemente familiar

POR:
enero 10 de 2014 - 12:07 a.m.
2014-01-10

¿Sabía que la sombra de los actos de violencia física y mental, ya sea individual o colectiva, sobre la psique no solo oscurece la vida de las víctimas, sino que, además se extiende a sus hijos?

Las psicólogas Ximena Faúndez y Marcela Cornejo, de la Pontificia Universidad Católica de Chile, señalan que estudios con descendientes de sobrevivientes judíos del Holocausto, y con familiares de víctimas de las dictaduras en países como Chile, Argentina, Brasil y Uruguay, dan cuenta de que las situaciones traumáticas producto de la violencia organizada tienen consecuencias, no solo para quienes la sufrieron en ‘propias carnes’, sino también sobre varias generaciones de sus descendientes.

En su estudio ‘Aproximaciones al estudio de la Transmisión Transgeneracional del Trauma Psicosocial’, estas expertas chilenas explican que “aspectos intergeneracionales del trauma” y “legado multigeneracional del trauma” son algunos de los términos que más se utilizan para describir este fenómeno.

En otro estudio efectuado en Israel y titulado ‘Transmission of Response to Trauma? Second-Generation Holocaust Survivors’ Reaction to Cancer’ se analizó a 106 mujeres con cáncer, de mama, hijas de víctimas del fascismo nazi en Europa durante la Segunda Guerra mundial, comparándolas con 102 mujeres con la misma enfermedad y cuyos padres no sufrieron el Holocausto.

La investigación, liderada por las investigadoras Lea Baider y Tamar Peretz, mostró que la segunda generación de los sobrevivientes del Holocausto son especialmente vulnerables a trastornos psicológicos.

Así, cuando se enfrentan a un trauma, como el de padecer cáncer de mama, reaccionan con angustia psicológica extrema, y las mujeres cuyas madres están aún vivas, figuran entre las más angustiadas.

Según la psicóloga clínica Iria Salvador, especializada en psicoterapia del tratamiento del trauma, estos pueden provocar el fenómeno conocido como Efecto Segunda Generación o ESG, “eventos como guerras, terrorismo, dictaduras, desastres naturales, accidentes con muerte, que normalmente afectan a un conjunto de personas al mismo tiempo, y tienen por tanto un alcance social”.

El ESG “también puede producirse en una escala más pequeña, a nivel individual, y consecuentemente familiar y a través de eventos traumáticos como violencia”.

SANANDO LAS HERIDAS DEL ALMA

La sicóloga Irina Salvador afirma que “muchos estudios proporcionan evidencias de que los síntomas de estrés postraumático son más comunes en los hijos de quienes han vivido experiencias traumáticas, y que la segunda generación posee menos recursos para manejar la enfermedad y las situaciones estresantes que otras personas, pero la transmisión de estos efectos dependerá, en una importante medida, de cómo se gestiona y se afronta el problema”.

“Si la persona que ha padecido un trauma importante lo trata y lo resuelve, no tendría porqué haber transmisión a la segunda generación; pero esta no es la opción más común”, indica.

“Tras un suceso impactante, muchas personas continúan adelante con sus vidas, pero experimentan las consecuencias de dolor, rabia, ansiedad, frustración y dificultad en el manejo del estrés, lo que comporta un deterioro en las relaciones y en la transmisión a sus descendientes de herramientas y recursos para enfrentarse a situaciones estresantes”, destaca Salvador.

EFE

Siga bajando para encontrar más contenido