Arte / Cultura reunida en la Casa Museo del Salto

El museo ofrece la oportunidad de dar a conocer uno de los patrimonios más importantes del país.

La vivienda, que fue construida entre 1923.

Archivo Portafolio.co

La vivienda, que fue construida entre 1923.

POR:
enero 11 de 2014 - 01:35 a.m.
2014-01-11

A siete kilómetros de Bogotá, la Casa Museo del Salto del Tequendama reabrió sus puertas, con exposiciones.

‘Mariposas de la Orinoquia’ y ‘Ventana ciudadana al río Bogotá’ son las dos exposiciones que hay abiertas en la casa del Salto del Tequendama.

La vivienda, que fue construida entre 1923 y 1927 por una empresa alemana y que funcionó como hotel durante algunas décadas, fue restaurada por la Fundación Granja Ecológica El Porvenir, con el apoyo del Sistema de Patrimonios y Museos de la Universidad Nacional.

Además, contó con el apoyo de otras entidades, entre ellas la Fundación Universitaria de Área Andina, el Banco Mundial y la Corporación Autónoma Regional (CAR).

En la exposición ‘Mariposas de la Orinoquia’ está plasmada la diversidad y los aspectos morfológicos, ecológicos y geográficos de estos insectos en esta región de Colombia, con sus colores y formas.

Mientras tanto, en ‘Ventana ciudadana al río Bogotá’ se pueden ver las obras de recuperación y restauración de la casa, con un componente adicional y es que los visitantes se den cuenta de la importancia del río Bogotá para que apoyen su recuperación.

Igualmente, se puede hacer una visita a la Granja Ecológica El Porvenir, donde hay distintos sembrados de frutas y hortalizas de clima frío, senderos ecológicos y se realizan liberaciones de animales que han sido sacados de su hábitat por traficantes y que al ser readaptados pueden volver a su entorno.

Los recorridos por la granja se hacen para grupos de mínimo doce personas y con cita previa.

Y, por supuesto, se puede ver el Salto del Tequendama, con una altura de 157 metros y un ancho de 23 metros.

Este lugar tiene una historia que habla de Bochica, el dios que, para proteger a los chibchas de una terrible inundación, golpeó con su bastón unas rocas que estaban a gran altura, para que las aguas dejaran la sabana libre y los indígenas pudieran volver a sembrar.

CINE

Kon-Tiki

Dirección: Joachim Ronning

Protagonista: Anders Baasmo Christiansen

Calificación: B***

jheredia@cable.net.co

El director Joachim Ronning presenta la historia dramática del explorador y antropólogo noruego Thor Heyerdahl, quien con una muy reducida tripulación surcó las aguas del Pacífico desde el puerto de Callao (Perú) hasta llegar a las islas Tuamotu, de Oceanía, en 1947, demostrando que los primeros pobladores de la Polinesia provenían de Suramérica y no de Asia, como se creía hasta entonces.

El guión se basa en el documental que el mismo Thor hizo sobre esa aventura y con el cual ganó un Óscar en 1952, y en sus relatos del libro La expedición de la Kon-Tiki.

El mérito es haber navegado los 8.000 kilómetros en una balsa y otros elementos de la naturaleza, tal como sucedió hace unos 1.500 años atrás.

Thor es presentado como un gran líder y convencido de tener que lograr su objetivo a pesar de las tormentas, tiburones y hambre que padecieron.

La filmación, con muy buenos efectos digitales, es excelente, realista y dramática, incluyendo tomas filmadas durante el mismo viaje. La banda sonora aumenta el dramatismo de la aventura.

Siga bajando para encontrar más contenido