Aston Martin, de James Bond a recién casados de Inglaterra

El modelo Aston Martin DB6 de William y Kate es todo un clásico en la industria de los deportivos.

Archivo Portafolio.co

Aston Martin

Archivo Portafolio.co

POR:
mayo 02 de 2011 - 08:10 a.m.
2011-05-02

 

Tan solo 1.504 unidades de este auto fueron construidas en 1966 y únicamente se ensamblaron 37 modelos Volante de chasís largo convertibles, como el de la pareja real de William y Kate.

Este ‘sesentero’ deportivo, aunque tiene carrocería de aluminio, pesa más de 1.500 kilos movidos por un motor de 4 litros y seis cilindros en V con tres carburadores, que despliega 282 caballos de potencia y una velocidad tope de 244,6 kilómetros por hora a nivel del mar, a la cual se llega gracias a una caja de velocidades mecánica de cinco cambios.

El carro va de cero a 100 kph en menos de 7 segundos, toda una hazaña para un auto concebido a mediados del siglo pasado. Viene de fábrica con aire acondicionado, apoyacabezas en las sillas delanteras (una rareza para la época), rines Borrani de radios y un sistema de suspensión con cuatro ‘modos’, dependiendo del terreno y del estilo de manejo del piloto.

Hay que mencionar que el DB6 fue el primer auto de la marca que llegó a Estados Unidos, país que siempre se ha caracterizado por tener exigencias muy altas en manera de eficiencia y seguridad, y en eso se destaca el DB6, pues incorpora frenos de disco asistidos y un diferencial que le ayuda a mantener la estabilidad en terrenos resbalosos.

El DB6 heredó muchos de los elementos estéticos de su antecesor, el DB5, que es probablemente el auto que más identifica al agente británico de ficción James Bond. No obstante, la aerodinámica del DB6 mejoró, así como la potencia del motor y otras ayudas mecánicas.

Adicional a eso, el DB6 presentó un chasís de unos 12 centímetros más largo que el del anterior modelo, así como sillas más cómodas, en cueros más finos.  El DB6 se construyó en marzo de 1966, aunque había sido presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1965, y traía desempañador para el vidrio trasero y un radio Motorola.

El precio actual de un modelo como el que exhibió la pareja real en su ‘escapada’ del viernes está en unos 200.000 dólares. El DB6 fue el modelo con el cual culminó la evolución de la serie DB y es considerado un pináculo en estilo, elegancia y potencia.

El peso, la pinta agresiva, la máquina y la suspensión le sirvieron al Aston Martin para marcar una época dorada, sin sacrificar el confort de este auto deportivo para verdaderos ‘gentlemen’.

Siga bajando para encontrar más contenido