Los autos híbridos aún no arrancan en Colombia

Aunque son una solución intermedia entre rendimiento y emisiones a la atmósfera, su venta todavía no se nota.

Algunos vehículos híbridos presentan tableros avanzados, como este de Honda.

Cortesía Honda

Algunos vehículos híbridos presentan tableros avanzados, como este de Honda.

Tendencias
POR:
agosto 27 de 2014 - 04:39 a.m.
2014-08-27

El sector automotor mundial mira a los carros eléctricos como la solución más inmediata en cuanto a eficiencia y cero emisiones.

Pero por diferentes razones, el uso de carros híbridos dista mucho de masificarse en Colombia en el corto plazo, primero por los costos de los vehículos, que suele ser más elevado que el de las versiones tradicionales, y segundo, que solo hasta diciembre del 2013 el Gobierno firmó el Decreto 2909.

Dicha medida tuvo en cuenta a los autos híbridos para que solo paguen un 5% de arancel, eso sí, en cantidades bastante limitadas, de tan solo 750 para este año.

En Colombia no se ven rodando muchos híbridos, más allá de algunos de prueba, como el Kia Optima, que el representante de la marca en Colombia trajo hace algunos años para realizar experimentos de consumo y desempeño en Bogotá.

Otro de los modelos, que sí estuvo a la venta, fue la camioneta pickup Chevrolet Silverado, pero la marca calladamente la fue sacando del mercado.

La lenta tasa de adopción de esta clase de autos en el país se debe a que falta más maduración del mercado, como le dijo en su momento a EL TIEMPO Mark Maher, ingeniero jefe de integración de propulsión en General Motors y experto en formas alternas de locomoción: “Hay que estudiar bien las necesidades y uno de los motivos para una adopción más lenta en mercados como el de Suramérica es el del precio, que aún es demasiado alto para la región”.

DIFERENTES TIPOS DE HÍBRIDO

Maher, de General Motors, explica que en el universo de los híbridos existen diferentes tipos. El más común, según el experto, es aquel que permite arrancar con el motor eléctrico y después cambia a combustible, tanto con caja mecánica como con automática.

Existe otro tipo, de nivel intermedio, que utiliza un porcentaje más alto de energía eléctrica mientras se desplaza. Y hay otra versión, conocida como el híbrido fuerte, categoría a la cual pertenece el modelo Silverado híbrido que, de acuerdo con Maher, “brinda una mayor autonomía y está optimizado para caminar a alta velocidad”.

El híbrido fuerte presenta un componente adicional, que se conoce como ‘modo dual’, es decir, que incorpora dos motores eléctricos. Adicionalmente, el tipo de híbrido fuerte ahorra mucho más combustible que sus similares, con hasta 50% de mayor eficiencia de consumo en la ciudad y de 25% en ambiente mixto, tanto en la ciudad como en el camino.

Finalmente, uno de los ‘sabores’ de híbridos que más ha pegado en el mundo es el de autonomía extendida, que tiene el ‘músculo’ para recorrer aproximadamente 60 kilómetros solo con el motor eléctrico, más unos 350 kilómetros con combustible, como es el caso del modelo Chevrolet Volt, del cual hay un modelo de prueba traído por General Motors a Colombia.

IDEALES PARA EL TRABAJO

El transporte de carga es uno de los segmentos del mercado que más se podría beneficiar con los carros híbridos. La marca Hino, representada por Praco Didacol, que se mueve en este segmento del mercado, viene realizando pruebas en el país con vehículos híbridos que combinan un motor diésel y eléctricos.

Con la adopción de camiones híbridos en la flotilla, una empresa podrá recuperar rápidamente el precio inicial de este, en caso de que sea más alto que su equivalente tradicional, mediante los ahorros anuales en consumo de combustible.
Juan Camilo Castro, directivo de Praco Didacol, no reveló cuándo estarán a la venta dichos vehículos, pero aseguró que es un hecho que llegarán, una vez terminen las pruebas y se revelen los respectivos resultados para verificar la viabilidad del negocio.

Otro de los usos es en el transporte público, como los 200 híbridos de la marca Volvo que hacen parte del sistema de transporte integrado de Bogotá y que se encuentran en pleno funcionamiento.