Autos de lujo desafían la crisis económica que vive Italia | Tendencias | Portafolio

Autos de lujo desafían la crisis económica que vive Italia

Un pequeño fabricante italiano de carros de lujo hechos a la medida desafía la crisis económica gracias a las ventas en el extranjero de modelos hipersofisticados de bólidos deportivos.

Han desarrollado modelos para expertos automovilistas.

Agencias

Han desarrollado modelos para expertos automovilistas.

POR:
julio 12 de 2013 - 12:38 a.m.
2013-07-12

Se trata de la firma Mazzanti, cuya sede se encuentra en Pontedera, no lejos de Pisa (centro), que nació como una empresa dedicada a las carrocerías que poco a poco se ha ido especializando en la restauración de vehículos antiguos.

La marca la lanzaron en el 2001 Luca Mazzanti y Walter Faralli, quienes se reparten su trabajo de empresarios: Walter Faralli administra las actividades y Luca Mazzanti se ocupa exclusivamente de la producción de coches bajo la marca Mazzanti Automobili.

“Mazzanti Automobili diseña, proyecta y construye sus propios sueños y los de sus clientes: coches personalizados, productos únicos con el cuidado y la pasión que acompañan su creación”, explica Mazzanti, de 39 años.

La marca lanzó en el 2006 su primer vehículo, el Antas, que lleva un motor de Maserati y ha sido expuesto en varios salones internacionales; incluso ha aparecido en películas como ‘Speed Racer’, en el 2008.

En el 2011 nació el modelo Evantra, primer coche de motor central pensado para una pequeña clientela exclusiva, que quiere vivir el lujo con un auto muy personalizado, que alcanza los 350 kilómetros por hora y pasa de 0 a 100 kilómetros/ hora en 3,2 segundos.

Para la fabricación del Evantra se necesitan unos nueve meses. Su precio varía en función de las exigencias de los clientes, que pueden anexar elementos en el diseño y en la potencia de las máquinas.

Pero hay que contar que todos los coches pasan de los 650.000 euros.

Hasta el momento, del modelo Evantra se han vendido dos ejemplares: uno en Europa del este y otro en China, dijo la compañía en su entrevista con AFP.

En cada coche trabajan entre tres y siete obreros, a los que se suman numerosas empresas terciarizadas que proporcionan la pintura, las telas o el cuero.

El último nacido de este taller de ‘alta costura’ de coches es el Evantra V8, del cual se producen solo cinco ejemplares por año, y que son obras únicas pues responden centímetro a centímetro a los caprichos de sus compradores.

El nombre de la lujosísima línea de autos evoca a la diosa de la inmortalidad de los etruscos, una colonia de finos orfebres e innovadores constructores que habitaron en el centro de Italia y que fueron absorbidos por los romanos poco antes de nuestra era.

AFP

Siga bajando para encontrar más contenido