Balance energético contra la obesidad

Aspectos a tener en cuenta para lograr un equilibrio entre la ingesta de alimentos y el gasto de energía.

La regulación de la ingesta de alimentos puede ser diferente en individuos sedentarios vs. individuos físicamente activos.

Bloomberg.

La regulación de la ingesta de alimentos puede ser diferente en individuos sedentarios vs. individuos físicamente activos.

Tendencias
POR:
septiembre 24 de 2014 - 01:21 p.m.
2014-09-24

Hablamos con el doctor James O. Hill, director ejecutivo de Ans-chutz Health and Wellness Center sobre los aspectos a tener en cuenta para lograr un equilibrio entre la ingesta de alimentos y el gasto de energía.

Desde su punto de vista y experiencia, ¿es el balance de energía el marco adecuado para estudiar la regulación del peso corporal y la obesidad?
El balance de energía es el marco adecuado para utilizar, con el fin de entender y tratar la obesidad. El peso corporal de una persona es el resultado de la forma en que esta logra (o no logra) alcanzar el equilibrio energético. Incorpora la ciencia de cómo el cuerpo regula el peso corporal. Cualquier cosa que afecte el peso corporal tiene que tener un impacto a través de uno o más componentes del balance energético. Entender el balance de energía es fundamental para comprender la regulación del peso corporal y la obesidad.

¿Podría describir los principios básicos de cómo el cuerpo logra un equilibrio entre la ingesta y el gasto energético?

Los principales componentes del balance de la energía (la ingesta de energía, el gasto de energía, el almacenamiento de energía en el cuerpo) interactúan para determinar el peso corporal y la composición corporal. Cada componente está estrechamente vinculado a los otros, de manera que cualquier cambio en un componente afecta a los demás. Por ejemplo, el cambio de la ingesta de energía afecta tanto al gasto de energía como al almacenamiento de energía en el cuerpo. La comprensión del balance de energía nos llevaría a la conclusión de que nunca un solo componente del balance de energía (por ejemplo, el consumo de energía) es responsable de la obesidad.

¿Podría describir las interacciones entre los componentes del balance de energía, incluyendo el consumo de energía, el gasto de energía y las reservas de energía a las que se refiere en la respuesta anterior?

Otro ejemplo es que cuando se aumenta la actividad física el consumo de energía podría cambiar y la regulación del apetito puede ser alterada. La actividad física puede, de hecho, mejorar la capacidad de regular la ingesta de alimentos.

¿Cómo la comprensión del balance de energía puede apuntar hacia estrategias efectivas para reducir la obesidad? 

En primer lugar, la obesidad no se puede atribuir a un solo componente. No podemos culpar a la ingesta de alimentos o al bajo nivel el ejercicio de la presencia de obesidad.

En segundo lugar, la regulación de la ingesta de alimentos puede ser diferente en individuos sedentarios vs. individuos físicamente activos. El balance de energía parece ser mejor regulado en los niveles altos de actividad física que en los bajos niveles.

En tercer lugar, por el hecho de que el gasto de energía se reduce como respuesta a la disminución de la ingesta de alimentos, es probable que sea más eficaz en la prevención de la obesidad que en la reducción de la misma, una vez que esta está presente.

En cuarto lugar, la enseñanza de habilidades para manejar el balance de energía puede ser útil. Por ejemplo, si la gente entiende cómo la energía en la actividad física se relaciona con la energía en los alimentos, podrían tomar mejores decisiones de estilo de vida. Por último, los pequeños cambios en la dieta y en la actividad física pueden tener impactos importantes sobre el peso corporal a largo plazo.