Banca en línea debe ser una opción confiable para usuarios

En el país hay espacio para que cada vez más clientes financieros confíen y accedan a los servicios digitales.

En Colombia, las operaciones por Internet crecen 51 % anual.

Archivo Portafolio.co

En Colombia, las operaciones por Internet crecen 51 % anual.

POR:
abril 25 de 2013 - 12:01 a.m.
2013-04-25

A nivel mundial, el uso de la banca en línea (eBanking) y el comercio electrónico (eCommerce) han crecido exponencialmente.

Sin embargo, aún cuando se observa incremento en la referencia por el acceso remoto a cuentas bancarias y compras en línea, en la región de Latinoamérica continúan siendo cautelosos con respecto a estas nuevas herramientas.

En Colombia, la participación de la banca móvil muestra un crecimiento de 75,3 por ciento en relación con el año anterior, al pasar de 0,73 por ciento en el total de operaciones durante el segundo semestre del 2011, a 1,28 por ciento en el mismo periodo del 2012, según cifras reportadas por la Superintendencia Financiera de Colombia.

Por ejemplo, se calcula que los usuarios de banca en línea en América Latina son 18 millones este año, y se prevé que para el 2015 haya un incremento del 65 por ciento, llegando a 23 millones de usuarios.

Para responder a las necesidades de los consumidores, quienes buscan una mayor seguridad en el momento de realizar transacciones financieras en línea, los bancos y los operadores financieros se encuentran en un proceso de afianzamiento en la relación de confianza que existe entre ellos y sus clientes, mediante la implementación de soluciones de seguridad más robustas.

En países como Argentina y Chile se calcula que el comercio electrónico ha sido explotado considerablemente, con 85 por ciento de la población que reconoce haber utilizado Internet para comprar y/o vender productos. El 94 por ciento asegura tener una cuenta propia en algún sitio especializado en comercio electrónico, es decir, páginas de descuentos en línea, promociones y cuponeras.

En Colombia, las operaciones por Internet han presentado un crecimiento constante, que, en los últimos 3 años, obtuvo un ascenso de 51,6 por ciento.

Esta tendencia ha impactado positivamente en la consolidación de empresas de tecnología dedicadas a proveer y desarrollar soluciones en términos de seguridad digital, quienes han ampliado su oferta de servicios a los bancos.

Una es Gemalto, que adquirió entre 2009 y 2010 diferentes compañías especializadas en esa área, lo que le ha permitido dedicar toda una línea completa de negocios de eBanking y soluciones de eCommerce, reforzando sus inversiones en investigación, desarrollo y mercadeo, para mantenerse un paso delante de quienes operan con fraudes cada vez más sofisticados a través de Internet y los portales de banca móvil.

En términos de regulación y esquemas de protección en línea, Brasil y México llevan la delantera, mientras que Panamá, Colombia y Venezuela empezarán a aplicar leyes este año.

En Colombia hay alto potencial de desarrollo, y los esfuerzos que ya están en marcha se han visto reflejados en el ascenso del uso de esta herramienta en los últimos cinco años.

LOS BANCOS DEBEN PENSAR EN SOLUCIONES MÁS RÁPIDAS QUE EL FRAUDE

Los bancos deben considerar aspectos como el equilibrio entre seguridad y comodidad al usuario, buscando soluciones más sencillas.

En este sentido, Gemalto ha ayudado a sus clientes a encontrar este balance, incluyendo factores de segmentación de usuarios, facilidad de uso y diferentes candados adecuados a necesidades específicas. Internamente, el banco debe tener en cuenta que la solución seleccionada sea fácil de implementar, personalizar y desplegar, lo cual en ocasiones se convierte en un gran reto, si no se cuenta con un adecuado socio tecnológico.

Así se determinará si la solución de seguridad está pensada para el futuro y evoluciona más rápido que fraude.

Siga bajando para encontrar más contenido