Belleza y dolor en la danza Butoh japonesa

Este baile japonés es un ritual solemne que nació después de los bombardeos nucleares.

Archivo Particular

‘Utsushi’ es un montaje que reflejará toda la variedad del repertorio de Sankai Juku, el cual se presenta hoy y mañana en el Tea

Archivo Particular

POR:
septiembre 23 de 2011 - 02:32 a.m.
2011-09-23

 

A diferencia de otras tendencias contemporáneas, la danza butoh no tiene coreografías veloces ni electrizantes.

Este baile japonés es un ritual solemne, compuesto por movimientos lentos con los que sus bailarines retratan una filosofía nacida después de los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki.

Los maquillajes blancos y excesivos, los movimientos pausados y retorcidos invitan a la interioridad.

Estos principios los ha seguido el bailarín y coreógrafo japonés Ushio Amagatsu, quien a sus 62 años se ha convertido en uno de los principales referentes de la danza butoh en el mundo.

Con ellos creó Utsushi, la obra con la que regresa al país por quinta vez desde su debut en el Festival Iberoamericano de Teatro de 1998.

Este montaje, que reúne los fragmentos de algunas de las producciones más exitosas de su grupo Sankai Juku, es interpretada por seis bailarines, quines salen al escenario con sus cabezas rapadas y sus cuerpos totalmente pintados de blanco, elementos que se han convertido en una de las principales características de los montajes de su grupo.

Los artistas no hablan durante toda la producción, pero con sus elegantes y precisos movimientos expresan todo el dolor y sufrimiento que todavía respira el pueblo japonés por la devastación que vivió en la Segunda Guerra Mundial.

La escenografía es totalmente negra y en ella solamente cuelgan tres balanzas. En la mitad, hay una pila de polvo blanco, que al principio del montaje los bailarines esparcen sobre el escenario, construyendo una metáfora visual, con la que representan esa idea de que el butoh es la danza que ilumina las tinieblas.

En esta ocasión Amagatno bailará. “Decidí no bailar en esta obra para poder concentrarme en la construcción de todo el repertorio.

Así, mi trabajo fue más interesante, pude apreciar desde otro punto de vista a mis bailarines”, recalcó.

La semana pasada, la producción clausuró con gran éxito el Festival Internacional de Teatro de Manizales, luego estuvo en Medellín y ahora llega a Bogotá para presentarse, hoy y mañana en el Teatro Colsubsidio.

OCCIDENTE SE CONTAGIA

Esta puesta en escena nació por un pedido del público que ha visto al grupo alrededor del mundo y que le pedía ver un montaje que reflejará todo la variedad del repertorio de Sankai Juku.

“’Utsushi’ no es solamente un ‘collage’, es una pieza que expresa de una manera muy adecuada nuestra filosofía y nuestra visión sobre el arte”, remarca.Amagatsu recalca que la danza ‘butoh’ se ha convertido en una de las tendencias más importantes de la danza contemporánea actual.

Yhonatan Loaiza G.

Cultura y Entretenimiento 

Siga bajando para encontrar más contenido