Bienvenidos a la era de la ‘Tompapa’

Esta mata puede ser sembrada en una matera, en el jardín o en el patio de la casa. Una sola planta produce tomates y papas

Bienvenidos a la era de la ‘Tompapa’

Archivo Portafolio.co

Bienvenidos a la era de la ‘Tompapa’

POR:
octubre 19 de 2013 - 08:34 p.m.
2013-10-19

La nueva planta comestible “por arriba y por abajo”, que produce tubérculos en su parte enterrada y otra solanácea distinta en su segmento expuesto al aire, se denomina “TomTato” (un acrónimo de las palabras inglesas ‘tomato’ y ‘potato’). Es injertada a mano y no está sujeta a ningún tipo de modificación genética.

Aunque sus componentes son originarios de América, el tomate de México y la patata probablemente de la región andina, el primer país en disponer de esta ‘neoplanta’ es Gran Bretaña, donde recientemente ha comenzado a comercializarse al público y, según sus creadores, permite “tener una parcela hortícola en una maceta”.

El proceso de creación del ‘TomTato’ es natural y, a lo largo de su vida útil, la planta puede producir una considerable cantidad de frutos aptos para el consumo humano, sobre todo tomates pequeños, comparables en calidad y características a los cultivados en plantas separadas, aunque con unos matices especiales de sabor, según la información de la compañía Thompson & Morgan (www.thompson-morgan.com), T&M.

Desde la empresa creadora de este cultivo también se informa que cada planta es producto de un injerto, por lo que técnicamente no se trata de una planta híbrida.

Este vegetal dura una temporada y puede cultivarse en una casa sin que sea imprescindible disponer de una zona de tierra o huerta, ya que crece y fructifica adecuadamente, si se cría en un tiesto o maceta de tamaño mediano.

Según T&M, el ‘TomTato’ combina las especies vegetales ‘solanum lycopersicum’ y ‘solanum tuberosum’, en una planta única, destinada a los denominados ‘jardineros de hogar’ y, a pesar de que se viene trabajando en este concepto desde hace más de 15 años, es la primera vez que unas plantas injertadas que producen papas y tomates se producen comercialmente con éxito.

“Dado que los tomates son miembros de la misma familia botánica de la patata, la ‘solanum’ o solanáceas, ambas plantas comestibles son compatibles, de forma natural, la una con la otra”, según T&M, que explican que cuando los tomates están maduros, “ya se pueden extraer también las patatas”.

INJERTADAS A MANO

Para conseguir esta singular característica de doble cultivo, Thompson & Morgan explica que cada planta está especialmente injertada a mano y que “su material genético no es sometido a ninguna modificación, por lo que se trata de un proceso totalmente natural y seguro”.

Para Guy Barter, asesor de la Real Sociedad de Horticultura del Reino Unido, RHS, la nueva planta es de gran interés, ya que “se habían creado muchos de estos vegetales con la técnica de injerto pero, en general, todos tenían problemas de sabor y en el pasado estas plantas no han sido muy buenas, pero la técnica de injerto ha mejorado mucho en años recientes”.

“Mucha gente no tiene tanto espacio en sus jardines e, imagino, que este tipo de producto puede ser atractivo”, ha explicado este experto en horticultura a la cadena británica BBC, añadiendo que este tipo de injerto “es una operación que requiere mucha práctica y habilidad y la planta resultante tiene la particularidad de ser una sola planta que no produce ramas de papa”.

Siga bajando para encontrar más contenido