Brasil-Alemania, un partido de 15 millones de dólares

El ganador de la semifinal no solo peleará el título orbital sino que además pujará por el premio 'gordo' del Mundial: 35 millones de dólares.

Brasil y Alemania solo se han enfrentado una vez en mundiales: en la final de Corea y Japón 2002.

AFP

Brasil y Alemania solo se han enfrentado una vez en mundiales: en la final de Corea y Japón 2002.

Tendencias
POR:
julio 08 de 2014 - 04:57 p.m.
2014-07-08

Este martes cuando Brasil y Alemania salten a la cancha del estadio Mineirão en Belo Horizonte no solo disputarán la posibilidad de jugar la Mundial de Brasil 2014, sino que además competirán por un aumento de 15 millones de dólares en el cheque que recibirán al final de la competición.

De acuerdo a los premios definidos por la Fifa, el equipo que levante el trofeo el próximo 13 de julio en Río de Janeiro se embolsillará 35 millones de dólares, mientras que la selección que ocupe el segundo lugar ingresará a sus arcas 25 millones.

Un día antes en Brasilia, se decidirá el tercer y cuarto puesto. Quien se quede con la 'medalla de bronce' obtendrá 22 millones de dólares, dos millones más que el combinado que finalice en la cuarta posición.

Ante este panorama, el duelo entre Brasil y Alemania podría representar una diferencia máxima de 15 millones de dólares (en caso de que uno de los dos quede campeón y el otro ocupe el cuarto lugar) y una mínima de 3 millones de dólares (si uno de los dos queda subcampeón y el otro tercero).

Vale anotar que la Fifa entregó 1,5 millones de dólares a cada una de los 32 selecciones que asistieron a Brasil 2014 para gastos de preparación.

Colombia, que se despidió del Mundial en cuartos de final, recibió como premio en metálico un cheque por 14 millones de dólares.

AUMENTO EN LOS PREMIOS

En total, la Fifa repartirá 576 millones de dólares entre las 32 selecciones participantes, cifra que incluye las compensaciones que cada club profesional recibe por el préstamo de los futbolistas a la máxima cita orbital del deporte.

Si el monto solo se restringue a la bolsa de premios, este asciende a 358 millones de dólares, lo que significa que el campeón recibe cerca del 10 por ciento del total.

Esta bolsa de premios representa un aumento de 37 por ciento si se compara con el total entregado en el Mundial de Sudáfrica de 2010. España, campeona del mundo, recibió en ese entonces 34 millones de dólares.

Aunque el incremento puede sonar elevado, palidece cuando se revisa que la bolsa de premios aumentó un 61 por ciento entre la Copa del Mundo celebrada en Alemania en el 2006 y la de Sudáfrica en el 2010.

En suma, sin desconocer que la gloria deportiva es uno de los motores que mueven a los futbolistas al disputar un Mundial, no se puede desconocer que el incentivo monetario también sirve de gasolina para los deportistas de élite.