Buena digestión es el resultado de buenos hábitos

Para comer y digerir bien es necesario tener en cuenta factores esenciales que permitan obtener un buen estado de salud y lograr que el organismo funcione correctamente.

La alimentación balanceada debe incluir todos los grupos de nutrientes desde temprana edad.

Archivo Portafolio.co

La alimentación balanceada debe incluir todos los grupos de nutrientes desde temprana edad.

POR:
mayo 26 de 2013 - 09:40 p.m.
2013-05-26

La digestión es el proceso a través del cual los alimentos ingeridos son absorbidos por el cuerpo y convertidos en energía o simplemente desechados, según la decisión de nuestra naturaleza corporal.

El proceso comienza desde el mismo momento de comenzar a comer, el estado de ánimo, la postura, la concentración a la hora de alimentarse, el masticar, el tragar, todos son momentos fundamentales para que la alimentación cumpla sus buenos propósitos: nutrir el cuerpo humano.

Comer a las carreras, masticar indebidamente, tragar aceleradamente o hacer otras actividades mientras se consumen los alimentos son prácticas que van en contra de una sana digestión.

El aumento de peso, los problemas intestinales, dormir mal, gases, flatulencias, acidez, reflujo, entre otros problemas, se derivan de la mala ingesta.

Son demasiadas las versiones que existen sobre una buena digestión.

Sin embargo, la nutricionista Leticia Becerra afirma que “comer de todo en pequeñas cantidades es ideal porque los grupos de alimentos son necesarios para el cuerpo. Proteínas, grasas, carbohidratos, frutas y verduras son indispensables para una buena salud. Los médicos recomiendan comer entre cinco y seis veces al día en porciones moderadas”.

El ejercicio físico, al menos caminar 30 minutos al día, favorece en el proceso digestivo. El sedentarismo no es bueno porque no hay estímulo a los órganos que intervienen en la conversión de los alimentos en los nutrientes para el cuerpo.

Hoy, los científicos hablan de que las personas estresadas no hacen buena digestión y con frecuencia presentan inflamaciones estomacales.

Los alimentos se emplean para generar tejidos y conseguir más energía a través de procesos en los que intervienen enzimas digestivas y jugos gástricos que cumplen con la tarea de la transformación.

El consumo de fibra -presente en las frutas, verduras y granos-, agua o líquidos saludables; el control en la ingesta de alimentos fritos, golosinas, azúcares y gaseosas, y comer moderadamente son prácticas que favorecen la buena digestión.

¿Para qué sirve una buena digestión?

La buena digestión nos da una mejor calidad de vida, previene enfermedades y mantiene nuestra energía vital.

¿Cómo se logra una buena digestión?

Según la medicina ayurvédica de la India, la buena digestión se logra cuando tenemos excelentes hábitos alimenticios, por ejemplo comer a horas determinadas. Cada persona metaboliza los alimentos dependiendo de si su estómago es frío o caliente.

¿Cuáles son los síntomas de una mala digestión?

Dolor abdominal, flatulencias o gases en el intestino, estreñimiento o sensación de llenura permanente.

CONSECUENCIAS, ERRORES Y CONSEJOS PARA LA DIGESTIÓN

¿Qué consecuencias trae no vigilar, atender ni cuidar la digestión?

Principalmente una mala asimilación de nutrientes, acumular toxinas en el tracto digestivo que luego crean desequilibrios en los humores del cuerpo y en los cinco elementos que lo conforman: éter, aire, fuego, agua, tierra. Luego vienen las enfermedades.

¿Cuáles son los principales errores que se cometen en la cotidianidad en contra de la digestión?

Hábitos inadecuados como saltarse los horarios y comer alimentos poco sanos, impuros, por ejemplo comida chatarra o con excesivos tratamientos químicos.

¿Alimentos definitivamente dañinos para la digestión?

Alimentos trasnochados, muy procesados químicamente y los que no van de acuerdo con nuestro elemento básico predominante en nuestra constitución.

¿Alimentos definitivamente buenos para una buena digestión?

Más que alimentos buenos o malos para la digestión, se deben tener buenos hábitos alimenticios, cumplir los horarios, no pasar muchas horas sin comer, ser moderados y consumir productos frescos.

¿Cuidados de la digestión en los niños?

Debemos enseñarles desde temprana edad a comer a horas específicas y elegir alimentos naturales sin químicos.

¿En adultos mayores?

La tendencia en los mayores es a una digestión más débil; por lo tanto, se les recomienda no consumir alimentos fríos, deben comer tibio.

Jesús Erney Torres

Especial para Portafolio

Con información de: Luz Marina Lascano, experta en Medicina Ayurveda de la Universidad Maharishi en Nagar India.

Siga bajando para encontrar más contenido