La familia del café: ahora,
con 13.000 especies vivas

Con moderna tecnología buscan hacer más clasificaciones en el reino vegetal.

Café

Imágenes escaneadas para ver cada detalle.

Archivo particular

Tendencias
POR:
Germán Duque Ayala
marzo 11 de 2016 - 11:41 p.m.
2016-03-11

Aplicando por primera vez tecnologías que interpretan las imágenes del cerebro, los botánicos pronto contarán con una moderna herramienta que les permitirá organizar y clasificar, adecuadamente, miles de plantas escondidas en el espeso mundo vegetal.

Lo anterior, gracias al trabajo que durante casi una década han adelantado investigadores de las universidades de Pensilvania State y Brown, en Rhode Island (EE. UU.).

El sistema computarizado escanea las hojas de las plantas, definiendo su forma y su arquitectura interna, cuyo entramado puede estar compuesto por miles de venas.

Bajo un modelo de algoritmo, que crea patrones de imágenes y, a su vez, dibuja mapas de calor, el sistema es capaz de clasificar la hoja de una planta, no solo entre sus parientes inmediatos de género, sino en escenarios más amplios, entre familias y órdenes configurando el universo del reino vegetal de una manera más extendida.

Para el efecto, los investigadores lograron comparar más de 7 mil imágenes correspondientes a 2 mil géneros vegetales. La tarea fue encabezada en EE. UU. por el profesor de geociencias, de la universidad estatal de Pensilvania, Peter Wilf, y el experto en imágenes del cerebro y lingüística, de la universidad de Brown, egresado del Instituto Tecnológico de Massachusetts, Thomas Serre.

CON PRECISIÓN


Con sus nuevas herramientas, los científicos pudieron clasificar rápidamente centenares de plantas, con un grado de precisión del 70 por ciento, trece veces superior a los métodos utilizados tradicionalmente por los especialistas en taxonomía de las plantas.

Las imágenes así tratadas, son capaces de identificar hasta las picaduras de los insectos, muy comunes en las hojas recolectadas para la investigación.

Por ejemplo, lograron cuantificar que la familia de las rubiáceas, de la cual hace parte el café, está compuesta por aproximadamente 13 mil especies de plantas vivas, con un grado de certeza del 90 por ciento.

En una primera etapa, los investigadores encontraron alrededor de 300 mil plantas verdes, de las cuales 80 por ciento tiene la característica de poseer angiospermas, o sea, aquellas que experimentan el proceso de la floración.

De esa forma, con el estudio de los dientes, bordes, lóbulos y venaciones de manera integral, será mucho más fácil adentrarse a conocer los integrantes de las diversas familias, desde las lauráceas –a las que pertenece el aguacate y el árbol de la canela–, hasta las anonáceas –donde figuran la chirimoya y la guanábana–.

LO QUE SIGUE

Para el profesor Wilf, una de las siguientes tareas tiene que ver con el estudio de hojas fósiles, de las cuales existen millones en los museos del mundo.

Una información aislada que cayó en manos de Wilf, sobre la clasificación de animales por la vía de las imágenes computarizadas hace nueve años, lo llevó a encontrarse con Serre para comparar, ya no la fisonomía de los animales, sino la arquitectura de las hojas de las plantas.

Del grupo de trabajo que hizo la investigación también hacen parte los profesores Shengping, egresado de Brown, actualmente vinculado al Instituto Tecnológico de Harbin, en China; Sharat Chikkarur, egresado del MIT, en la nómina de Microsoft; Stefan Little, graduado en Pensilvania State y trabajando en el momento en la Universidad de París, y Scott Wing, quien se desempeña en el Museo de Historia Natural del Instituto Smithsonian.

Germán Duque Ayala
Miami