Esta fue la carta con la que Tim Cook confesó ser gay

El CEO de Apple admitió públicamente su inclinación sexual. Dijo que esperaba inspirar con esta decisión a que la gente luche por su igualdad. Estas fueron sus palabras.

Tim Cook, CEO de Apple.

Reuters

Tim Cook, CEO de Apple.

Tendencias
POR:
octubre 30 de 2014 - 12:35 p.m.
2014-10-30

Tim Cook, el CEO de Apple, una de las compañías más prestigiosas y solventes del mundo, habló sobre sus preferencias sexuales en un mensaje publicado en Business Week.

Cook aseguró ser muy reservado sobre los asuntos que conciernen a su vida privada, pero confesó haber tomado la decisión al pensar que serviría para que muchos en su posición lucharan por sus derechos, como consuelo para quienes se sienten solos a causa de rechazo o como inspiración para la gente luche por su igualdad.

El CEO contó que en su círculo privado, sus compañeros de trabajo saben de su homosexualidad y que eso jamás ha sido un problema para trabajar en Apple pues la empresa 'sabe que la mejor forma de incentivar la creatividad es acoger la diferencia'.

Pero dijo ser consciente de que no todos corren con su suerte y que aunque el mundo está avanzando en el tema, aun hay países que permiten que las empresas contraten o despidan a sus empleados teniendo en cuenta sus preferencias sexuales.

Esta es la carta completa traducida en español:

A lo largo de mi vida profesional, he tratado de mantener un nivel básico de la vida privada. Vengo de raíces humildes y no busco llamar la atención. Apple ya es una de las empresas más seguidas en el mundo, y me gusta mantener el foco en nuestros productos y las cosas increíbles que nuestros clientes logren con ellos.

Al mismo tiempo, creo profundamente en las palabras del Dr. Martin Luther King, quien dijo: "la pregunta más persistente y urgente de la vida es: ¿qué estás haciendo por los demás?'". A menudo me reto con esa pregunta y me he dado cuenta que mi deseo de intimidad personal me ha estado frenando de hacer algo más importante por quienes me rodean. Eso es lo que me ha llevado a estar escribiendo esta carta.

Durante años, he sido honesto con mucha gente acerca de mi orientación sexual. Mis colegas en Apple saben que soy gay, y no parece que me traten diferente por ello. Por supuesto, he tenido la suerte de trabajar en una empresa que le encanta la creatividad y la innovación y sabe que esto sólo puede florecer cuando abrazas las diferencias de las personas. No todo el mundo es tan afortunado.

Aunque nunca he negado mi sexualidad, no la he reconocido públicamente, hasta ahora. Así que permítanme ser claro: estoy orgulloso de ser gay, y considero que serlo es uno de los mayores dones que Dios me ha dado.

Ser gay me ha dado una comprensión más profunda de lo que significa estar en la minoría y me ha dejado observar de cerca los desafíos que la gente de otros grupos minoritarios asumen todos los días. Ha sido duro e incómodo a veces, pero me ha dado la confianza para ser yo mismo, de seguir mi propio camino y de superar la adversidad y la intolerancia. También me ha dado la piel de un rinoceronte, que viene muy bien cuando eres el CEO de Apple.

El mundo ha cambiado mucho desde que era un niño. Estados Unidos está avanzando hacia la igualdad del matrimonio y las figuras públicas que valientemente han salido del closet han ayudado a cambiar las percepciones, nos ha hecho una cultura más tolerante. Aun así, hay leyes en la mayoría de los estados que permiten a los empleadores despedir a las personas basándose únicamente en su orientación sexual. Hay muchos lugares donde los propietarios pueden desalojar a los inquilinos por ser gay. Innumerables personas, en particular los niños, tienen que padecer  abusos cada día a causa de su orientación sexual.

Yo no me considero un activista, pero me doy cuenta de lo mucho que me he beneficiado del sacrificio de otros. Así que pensé que si los demás oían que el CEO de Apple es gay, puedo ayudar a dar consuelo a alguien que se siente solo, o inspirar a la gente a insistir en su igualdad. Entonces valdrá la pena hacer pública mi intimidad.

Admito que esto no fue una elección fácil. La privacidad sigue siendo importante para mí, y me gustaría aferrarme a lo poco que me queda de ella. He hecho de Apple el trabajo de mi vida, y voy a seguir dedicándome en ser el mejor que puedo llegar a ser. Eso es lo que nuestros empleados, clientes, desarrolladores, accionistas y socios proveedores merecen. Parte del progreso social es la comprensión de que una persona no se define sólo por su sexualidad, la raza o el género. Yo soy un ingeniero, un tío, un amante de la naturaleza, un hijo del Sur, un fanático de los deportes, y muchas otras cosas. Espero que la gente respete mi deseo de centrarme en mi trabajo, lo cual me trae alegría.

Soy muy afortunado de conducir esta empresa que ha defendido durante mucho tiempo los derechos humanos y la igualdad para todos. Hemos tomado una posición firme en apoyo de un proyecto de ley de igualdad en el trabajo ante el Congreso, al igual que luchamos por la igualdad de matrimonio en nuestro estado natal, California. Y hablamos en Arizona, cuando la legislatura de ese estado aprobó una ley discriminatoria contra la comunidad gay. Vamos a seguir luchando por nuestros valores y creo que cualquier consejero delegado de esta empresa, sin importar la raza, el sexo o la orientación sexual, haría lo mismo. Y yo personalmente seguiré abogando por la igualdad de todas las personas hasta que los dedos de mis pies se encuentren apuntando hacia arriba.

Cuando llego a mi oficina cada mañana, me saludan fotos enmarcadas de Dr. King y Robert F. Kennedy. No pretendo que la historia me ponga en su liga. Pero cuando miro esas fotos sé que estoy haciendo mi parte, por pequeña que sea, para ayudar a otros. Allanamos el camino iluminado por el sol hacia la justicia juntos, ladrillo por ladrillo. Este es mi ladrillo.

Tim Cook

Bloomberg