Infidelidad por internet

¿Se puede ser “solo un poquito” infiel?

Brasil lidera el escalafón de la infidelidad en América Latina.

Las personas que engañan a sus parejas a través del internet a menudo usan el mismo argumento para excusar su comportamiento: “no pasó nada realmente,” o “‘no he hecho nada con ella…”

Archivo portafolio.co

POR:
Cecilia Rodriguez
junio 21 de 2018 - 02:19 p.m.
2018-06-21

¿Enviar mensajes ‘sexy’ en el internet o “sexting” es infidelidad? ¿Y mirar pornografía? ¿O mantener contacto con antiguos exnovios o examantes? ¿O seguir usando aplicaciones para hacer citas? ¿O chatear y desarrollar una relación platónica con alguien que no es la pareja?

En pocas palabras: ¿Qué constituye engaño en esta época de redes sociales y comunicación digital?

(Lea: El negocio de la infidelidad se crece en Colombia)

La definición de infidelidad es cada día más complicada porque la era digital ha expandido las posibilidades de interacción entre la gente y ofrece una gama cada vez mayor de encuentros potencialmente ilícitos.

Aunque en la mayoría de los casos infidelidad involucra actos sexuales explícitos con alguien que no sea la pareja, también hay uniones destruidas por el uso subrepticio de pornografía, por una relación digital puramente emocional sin contacto sexual, o por coqueteos virtuales con alguien más.

(Lea: Adulterio, suicidio e infidelidad

La infidelidad no es un fenómeno nuevo. Ha existido desde que las personas se unen como parejas, casadas o no y ocurre tanto en relaciones felices como en relaciones problemáticas.

Y debido a que no hay una definición universalmente aceptada, las estimaciones de su prevalencia varían ampliamente y la recopilación de datos se ve obstaculizada por el simple hecho de que cuando se trata de sexo, las personas mienten, especialmente sobre sexo que supuestamente no están teniendo.

(Lea: Superar la infidelidad amorosa y política

"Lo que cuenta como engaño ha cambiado porque las otras personas son tan accesibles," explica Sue Johnson, una psicóloga clínica y terapeuta de parejas. "Las reglas no son tan claras y las oportunidades para coquetear y los diversos niveles de compromiso sexual se han multiplicado."

Las personas que engañan a sus parejas a través del internet a menudo usan el mismo argumento para excusar su comportamiento: “no pasó nada realmente,” o “‘no he hecho nada con ella…”

El raciocinio es que debido a que su infidelidad no implicó relaciones personales o actividad sexual, sus acciones no pueden calificarse de infidelidades, o al menos no tan malas como la infidelidad de la "vida real."

Solo ‘un poquito infiel.’ O un caso de ‘micro-engaño’ que es el termino mas reciente en el mundo de la infidelidad digital.

Como su nombre indica, se trata de pequeñas acciones que en apariencia no son tan malas, pero podrían serlo. Y ahí radica el dilema: ¿Es realmente posible engañar, pero solo un poco’?

Uno de los expertos en el tema, el Dr. Martin Graff, profesor de psicología en la Universidad de Gales, escribió un artículo explicando cómo la infidelidad ha evolucionado a medida que vivimos más vidas en línea.

El articulo define los micro-engaños, como cualquier acto o comportamiento de alguien que está en una relación y que sugiere a un tercero que está física o emocionalmente disponible.

Antes de los teléfonos inteligentes, el micro engaño podría haber sido la desaparición furtiva del anillo de matrimonio antes de salir por la noche o antes de un viaje de negocios, pero en la era digital es mucho más fácil señalar disponibilidad.

Si creemos, como muchos estudios han probado, que las personas cuyas parejas participan en una ‘aventura en línea’ pueden sentirse no solo lastimadas y traicionadas, sino también inseguras de si están justificadas de sentirse así, el micro-engaño es solo un nuevo nombre para la vieja realidad de infidelidad. Lo que ha cambiado es que ahora existe la tecnología para permitir hacer trampa mucho más fácil.

Investigaciones y opiniones de expertos sugieren consistentemente que la infidelidad en línea tiene consecuencias similares a la infidelidad en persona. El engaño en internet hace que la persona engañada experimente niveles similares de angustia emocional y es igualmente probable que el resultado sea la ruptura de la relación. En ambos casos, la confianza se rompe.

Definida de la manera más general infidelidad es la traición a la confianza y el mantenimiento de secretos en una sociedad íntima. La relativa novedad del mundo del internet con los múltiples tipos de relaciones e interacción que permite es lo que agrega confusión al asunto.

Los especialistas sin embargo están encontrando que la excusa de que ‘solo ocurrió en el internet’ no disminuye la rabia, el shock y la desilusión que acompañan la duplicidad.

Si bien el micro-engaño puede no necesariamente significar actual infidelidad, es un comportamiento que puede conducir a ello. Como una especie de calentamiento, según el Dr. Graff. "El hecho de que nos comunicamos cada vez más en línea en lugar de cara a cara significa que las relaciones son más ambiguas que nunca," explica.

Y en ese turbio mundo de la micro-infidelidad, ¿hay una forma segura de saber si le están engañando o, igualmente, si alguien es culpable?

Desafortunadamente no. Por ahora la única alternativa es que ambos miembros de la pareja decidan qué significa infidelidad para ellos, establezcan las reglas y luego respeten esos límites.

Cecilia Rodriguez
Especial para Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido