Conozca algunas razones por las que la cena en Colombia ya es una costumbre perdida

Los hábitos de consumo actuales apuntan a una disminución en términos de cantidades. La estética y los impactos en el bolsillo jalonan la tendencia. 

Alida González y sus familiares Manuel García, Jesús García, Maira Hernández y Nixon Urbano tienen estos alimentos en casa. "Con el dinero se utilizaba para gastar en el desayuno, el almuerzo y la cena, ahora podemos comprar sólo el desayuno - y no uno mu

Hacer la misma cantidad de mercado, con el dinero que se hacía hace 10 o más años ya no es posible.

Reuters

Tendencias
POR:
Portafolio
agosto 17 de 2016 - 07:12 a.m.
2016-08-17

La cena en Colombia ha venido perdiendo importancia en términos de cantidades con el pasar de los años.

Y es que tradicionalmente se acostumbraba a que de los alimentos realizados para el consumo durante el almuerzo se reservaba una parte para ser suministrado durante la última comida del día, esto ha cambiado.

Los hábitos de consumo actuales apuntan a una disminución en términos de cantidades, los consumidores han optado por tomar durante esta comida alimentos un tanto más ‘ligeros’.

Lo anterior, ha sido motivado en parte por la búsqueda de hábitos de vida saludable, o seguir la denominada tendencia ‘fitness’, aun así hay un factor del que poco se habla, pero puede haber llegado a tener algún tipo de influencia.

En este último aspecto hacemos referencia al alza en los costos de vida, comprar alimentos de la canasta familiar se ha vuelto más costoso para los colombianos, hablando en términos de inflación.

Hacer la misma cantidad de mercado, con el dinero que se hacía hace 10 o más años ya no es posible.

Y en este punto, se entra a analizar por qué en países como Argentina e incluso Estados Unidos, la cena sigue siendo una de las comidas principales en importancia y tamaño.
Y es que justamente, según dio a conocer la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés), los precios mundiales de alimentos bajan, pero en Colombia siguen subiendo.

Y es que el país se ha visto afectado fuertemente por fenómenos que alteran el normal cultivo e incluso abastecimiento de los alimentos, como es el caso de los de ‘El niño’, ‘La ‘Niña’, e incluso los diversos paros camioneros, lo cual ha obligado a elevar los niveles inflacionarios.

Por otra parte, según reseñó El Tiempo en un informe de febrero de este año, se encuentra el alto nivel de importaciones, compras externas que el país se ve obligado a realizar debido a la baja producción interna. Estas, normalmente, se pagan en dólares, y la tendencia alcista de la moneda es un factor que juega en contra en estas circunstancias.

Finalmente, se encuentra el factor estético, y es que según nutricionistas, la cena es una comida clave para adelgazar, sin caer en dietas extremas, solo basta con reducir los niveles calóricos y las cantidades.

Y es que, tal como lo aseguró Lucía Correa de Ruiz, presidenta de la Asociación Colombiana de Dietistas y Nutricionistas, las personas están tomando conciencia del problema de sobrepeso a escala global.

Ahora solo resta por ver los cambios de consumo que vendrán a futuro, determinados de una u otra manera por factores estéticos, saludables, o por beneficio del bolsillo de los colombianos.