Chicago Booth y la meritocracia de las ideas

“En nuestra cultura, las ideas son indispensables”, dice Kate Hoffman, Directora Asociada de Admisiones de Chicago Booth.

MBA
Tendencias
POR:
alejandra corredor
noviembre 11 de 2016 - 06:28 p.m.
2016-11-11

Esta institución, reconocida por contar entre su facultad con ganadores del Premio Nobel, ha ido más allá de las finanzas: “los estudiantes pueden hacer hasta cuatro concentraciones y trabajan en industrias que van desde el gobierno y las ONGs, hasta consumo masivo y comercio en línea”, expresa Hoffman.

Los valores de la escuela se basan en tres premisas fundamentales: que todos los estudiantes, aprendan de contabilidad, economía, estadística y ciencias sociales, pues estas hacen parte de cualquier tipo de negocio.

También buscan empoderarlos a sus estudiantes, permitiéndoles crear un currículo
personalizado coherente con sus experiencias previas, objetivos profesionales e intereses. Finalmente, Booth ha conformado una fuerte red de apoyo que le permite a sus estudiantes tomar riesgos académicos y laborales durante los dos años que dura el programa.

Para Hoffman, “todos los componentes son de igual importancia para darnos una visión integral del candidato” pues no existe un medidor único del potencial académico y profesional de los postulantes.

Estos elementos, así como el excelente programa de reclutamiento, contribuyen al éxito laboral de sus graduados. La diversidad, así como la flexibilidad del programa, ayudan a que el 97,4% de los egresados tengan trabajo en los primeros tres meses después
de graduados. “Esta es una inversión que te dará dividendos, una y otra vez, durante toda tu carrera”, precisó la Directora.

Línea editorial: Alejandra corredor
Periodista: Alejandra Corredor
Consultora en educación
info@acorredor.com