El cine en Colombia madura, pero está lejos de masificarse

Previo a la entrega de los premios Óscar, Portafolio.co presenta un balance de cómo avanza la Ley del Cine en el país: de estrenar tres películas nacionales hace diez años se pasó a 28 en 2014. Sin embargo, solo el 5 por ciento de los municipios tiene una sala de cine comercial.

Adelfa Martínez, directora del Departamento de Cinematografía del Ministerio de Cultura.

Archivo particular

Adelfa Martínez, directora del Departamento de Cinematografía del Ministerio de Cultura.

Tendencias
POR:
febrero 20 de 2015 - 06:06 p.m.
2015-02-20

El año pasado, 47 millones de asistentes estuvieron en las salas de cine en el país y, de estos, 2,1 millones (2.126.000) presenciaron películas colombianas. Solo el film de Dago García, 'Uno al año no hace daño', lanzado el 25 de diciembre, registró 1.634.000 visitas.

El dato es bueno. Adelfa Martínez, directora del departamento de cinematografía del Ministerio de Cultura, resalta que los cinéfilos nacionales, así como las producciones locales,  están madurando. “El cine colombiano ya no solo habla del conflicto; las temáticas se han diversificado: hoy recibimos propuestas de humor, drama, suspenso… y el público sí está respondiendo al contenido nacional”, señala. 

El hecho de que las películas colombianas estén mejorando en contenido y producción es consecuencia de la efectividad de la Ley del Cine, que fomenta no solo la actividad cinematográfica en el país, sino la producción y realización de películas en el territorio nacional.      

Este despertar del cine ha permitido que, a través del Fondo de Desarrollo Cinematográfico, los productores y realizadores colombianos hayan aportado 125 mil millones de pesos para la generación y soporte de nuevas producciones nacionales. ¿Por qué? porque quien realice y/o exhiba una producción en el páis tiene el compromiso de destinar un porcentaje de sus ganancias a la financiación de dicho fondo y así, darles la posibilidad a otros cinematógrafos locales de que realicen sus películas.

Otra de las fuentes de generación de recursos para el cine nacional es el aporte de privados que también obtienen beneficios, como por ejemplo, deducciones en sus declaraciones de renta, gracias al fomento del séptimo arte.

Así, han llegado a las arcas del Fondo unos 147 mil millones de pesos, que han garantizado la realización de cerca de 130 proyectos cinematográficos criollos. 

Los resultados saltan a la vista: de estrenarse tres películas nacionales antes de que existieran estos estímulos, hoy el país tiene 9 veces más films (28) presentándose en la pantalla grande al año.

COLOMBIA SE VENDE COMO LOCACIÓN

Definitivamente, sí se están rodando más películas en Colombia aprovechando los paisajes y arquitectura nacional como telón de fondo.

Bajo la Ley 1556 de 2012, entre el 2013 y el 2015 se han recibido 44.515 millones de pesos por 11 películas internacionales, de las cuales el Gobierno les ha devuelto a los productores cerca de 14.204 millones de pesos. Esta estrategia ha permitido la generación de 1.092 puestos de trabajo.

“Lo que les ofrecemos es la devolución del 40 % de los gastos de producción y el 30 % de logística. Nuestra principal exigencia es que el monto que vayan a invertir en el país no sea menos de US$ 600.000”, explica Martínez, funcionaria de Mincultura.

De las 11 películas, ocho ya se rodaron y tres están programadas para este año. Aunque la directora del Departamento de Cinematografía no pudo especificar títulos, sí le contó a Portafolio.co que una de estas producciones es francesa, y está pensada para realizarse en marzo. Se rodará entre Bogotá, Medellín y Cartagena. La segunda es colombiana, tiene cita para el mismo mes y tendrá como escenario a Anapoima. Una tercera producción es el trabajo de productores argentinos que desarrollarán un film entre abril y mayo y utilizarán como locaciones a Bahía Solano y Bogotá 

TAREA PENDIENTE

Si bien aumenta el número de producciones nacionales y la aceptación del público local, así como el país crece como escenario de más películas, hay un reto pendiente: masificar y descentralizar la asistencia a cines comerciales.   

Según el Ministerio de Cultura, en 2005, cerca de seis millones de colombianos iban a cine, mientras que hoy son 47 millones las asistencias, lo que representa un crecimiento del 73 % en los últimos diez años.

“Estos resultados son muy significativos si miramos a países como Estados Unidos, que retrocedió el año pasado un 5 % en taquilla”, añade la directora de cinematografía.

Otro avance que se destaca es la calidad del cine presentado en el país: según la cartera de Cultura, el 96 % de las 879 salas que existen están digitalizadas.

El año pasado se construyeron 64 nuevos espacios para disfrutar de las mejores películas de cartelera. La cifra es 3,8 % superior a las aperturas del 2013. Es decir, dentro de los gastos de los colombianos, el cine se está convirtiendo en una opción real.   

De todas maneras, Adelfa Martínez reconoce que la meta aún está lejos de alcanzarse.

Solo el 5 % de los municipios cuenta con una sala de cine, es decir, de las 1.102 poblaciones, solo 55 tienen cine comercial. El año pasado en este ítem solo se avanzó un 1 por ciento.

“Lo impensable está pasando. Hoy en Caucasia y Yopal se puede ver cine de calidad. Pero la idea es seguir creciendo, no detenernos hasta ver ese porcentaje evolucionar exponencialmente”, asegura la funcionaria de Mincultura.