El circo de Fernando Botero

El colombiano presenta en Nueva York un libro con pinturas y dibujos.

Fernando Botero

Archivo Portafolio.co

Fernando Botero

POR:
octubre 23 de 2013 - 12:24 a.m.
2013-10-23

Fernando Botero, uno de los artistas vivos más famosos y reconocidos del mundo, revela su fascinación por el circo en un libro de pinturas y dibujos que presenta por estos días en Nueva York, y que recoge dos años de exclusivo trabajo en esa temática.

Se trata de 134 pinturas y 57 dibujos inspirados en un circo ambulante de una pequeña ciudad mexicana de la costa del Pacífico, un universo que permite a Botero mostrar en toda su amplitud la belleza del cuerpo humano, bajo su ya célebre óptica y con la riqueza de personajes, colores y elementos de la vida circense.

“Era un circo pobre. Fui al espectáculo, visité su trastienda, hablé con la gente y me entusiasmé con la atmósfera del lugar, los colores”, contó Botero en la sede del Consejo de las Américas en Manhattan al presentar ‘Circus: Paintings and Works on Paper’ (Circo: pinturas y trabajo en papel).

“Durante dos años estuve haciendo únicamente pinturas y dibujos sobre circo”, explicó el artista de 81 años oriundo de Medellín (Antioquia), indicando que en el proceso de creación se mezclaron dos componentes, las posibilidades plásticas y poéticas de ese mundo.

“Los colores del circo son especiales. Uno puede pintar colores tan salvajes como quiera y que siempre van a ser lógicos.

Además está la poesía de esta gente nómade que vive en trailers”, precisó.

El circo también entusiasmó a Botero por tratarse de un tema que “ha sido favorito para los pintores desde hace muchos muchos años, empezando en el siglo XIX”.

En ese marco, enumeró a los franceses Henri Toulouse-Lautrec, Edgar Degas y Pierre-Auguste Renoir, y a una segunda camada integrada por el español Pablo Picasso y el francés de origen ruso Marc Chagall. Botero dijo que trabajará en un emprendimiento similar sobre su producción relativa a las corridas de toros.

EL CIRCO NO ES PARA ESCULTURAS

Botero confesó que el mundo circense es algo que solo ha logrado plasmar en telas o papel. “Nunca fui capaz de visualizar al circo como tema para esculturas. Intenté, pensé sobre esa posibilidad, pero no lo visualicé”, dijo.

NUEVA YORK/AFP

Siga bajando para encontrar más contenido