Cirugía robótica: las nuevas manos de los médicos

En América Latinaya se cuenta con la técnica, que permite operaciones mínimamente invasivas, asistidas por robot. 

Robot quirúrgico

Un robot quirúrgico consta de tres partes: una unidad quirúrgica con pinzas, consola de manejo y una unidad de computación.

Archivo particular

Tendencias
POR:
Portafolio
julio 01 de 2016 - 07:28 p.m.
2016-07-01

Hoy, la cirugía robótica y la microcirugía son las áreas de mayor desarrollo en especialidades quirúrgicas a nivel mundial, con impacto en varios sentidos: menor tiempo en la sala de cirugía y en hospitalización, menos morbilidad y posibilidad de incisiones mínimamente invasivas.

La cirugía asistida por robot, en esencia, permite maximizar los efectos positivos, facilitarle al cirujano llegar a sitios del cuerpo donde él no puede por la limitación de la cavidad quirúrgica o por la imposibilidad técnica de hacer giros especiales con sus manos. Es una innovación que llegó para quedarse.

“No es el robot el que opera, sino que se convierte en la extensión de las manos y del cerebro del cirujano, quien finalmente siempre va a tener el control”,
dice Jorge Ernesto Cantini, jefe del Servicio de Cirugía Plástica del Hospital San José y cirujano plástico del grupo Eciplast SAS.

Explica que un robot quirúrgico consta de tres partes: una unidad quirúrgica que asisten un médico y un técnico, y que tiene una serie de piezas que conectadas a una consola repite los movimientos del cirujano –que está sentado en una consola de manejo con cámaras que le permiten visualizar las áreas que va a intervenir– y una unidad de computación que integra los dos módulos anteriores.

Si bien en este momento solo hay dos robots Da Vinci, en la Clínica de Marly y en la Fundación Santa Fe, muchas instituciones están interesadas en adquirir esa nueva tecnología y otra multinacionales tecnológicas trabajan en la creación de otros equipos de ese tipo, con menores costos.

Por esa misma razón y dada su importancia, se organizó el I Simposio Internacional de Cirugía Robótica y Microcirugía (21 al 23 de julio), que busca dar a conocer esta técnica y “acercar la parte del Ministerio de Salud con los médicos y las instituciones, para evaluar el acceso a las nuevas tecnologías y cómo conciliar el tema de costos y evaluar beneficios como menos morbilidades, con menos estancia hospitalaria”, añadió Cantini, uno de los organizadores.

MÚLTIPLES BENEFICIOS 

La robótica es útil en especialidades como las cirugías plástica, craneofacial, maxilofacial, general, de cabeza y cuello, de mano, la urología, ortopedia, dermatología, otorrinolaringología, la cirugía pediátrica, y a medida que va evolucionando aparecen nuevos usos y opciones.

“Vamos en la cuarta generación de robot y el futuro es muy prometedor, ya que se le pueden agregar nuevos instrumentos que mejoraran la precisión y los resultados. El robot llegó para quedarse”, puntualiza Hernán Aponte, jefe del Servicio de Urología del San José.

En general, los cirujanos se entrenan en centros especializados en el manejo de equipos que ofrecen altísima seguridad y que llevan a cabo más de 1.300 pruebas de software por segundo.

En el caso de los especialistas de la Clínica de Marly, recibieron entrenamiento en el Celebration Hospital (EE. UU.), considerado uno de los más importantes del mundo. En Colombia, el Instituto de Simulaciones Médicas Insimed cuenta con instructores especializados en múltiples especialidades médicas y quirúrgicas.

UN EVENTO ACADÉMICO INTERNACIONAL 

EI ‘I Simposio Internacional de Cirugía Robótica y Microcirugía, acercándonos al futuro’, será del 21 al 23 de julio en el Hotel Comos 100 y en Insimed. Allí presentarán experiencias con cirugías mínimamente invasivas asistidas por robot.

Habrá conferencias magistrales, demostraciones en vivo, talleres y paneles de discusión con expertos reconocidos, como Jaume Masia (España), Eric Santamaría (México), Jessé Selber (EE. UU.), Víctor Vallejo, Hernán Aponte, Ricardo Buitrago y Susana Correa (Colombia), entre otros. El curso se divide en módulos, con temas como cirugía robótica, avances y perspectivas; microcirugía para el desarrollo de nuevas tecnologías, así como políticas del Gobierno y la empresa privada para la introducción de nuevas tecnologías, entre otros.

Marisol Ortega
Especial para Portafolio