La ciudad en un rascacielos

Proyecto futurista es diseñado por arquitectos chinos para el centro de Londres.

El edificio es de formas asimétricas y es tan elevado como la torre ‘The Shard’ de Londres.

Archivo particular

El edificio es de formas asimétricas y es tan elevado como la torre ‘The Shard’ de Londres.

Tendencias
POR:
septiembre 22 de 2014 - 11:35 p.m.
2014-09-22

La ‘Endless City in Height’ (‘ciudad elevada sin límites’ o ‘ciudad elevada interminable’), es un rascacielos gigante diseñado para la capital del Reino Unido, capaz de albergar a miles de personas, permitiéndoles realizar muchas de sus actividades cotidianas y cubriendo sus necesidades sin tener que salir de él.

Este edificio, de formas asimétricas y tan elevado como la torre ‘The Shard’ de Londres, que es la construcción más alta de esa ciudad, consta de rampas entrelazadas que conectan diferentes secciones de la estructura y conducen a sus ocupantes y visitantes a través de una serie de zonas destinadas a las compras, el trabajo, la educación, la salud, la tecnología, las finanzas, las leyes, las comunicaciones, el diseño y el entretenimiento.

Asimismo, este superrascacielos incluye la tecnología necesaria para reducir el impacto ambiental, aumentar la sostenibilidad, poner en marcha industrias y utilizar fuentes de energía limpia.

Con este proyecto, que desarrolla la idea de que los rascacielos del futuro pueden ser auténticas ciudades verticales para miles de personas, el estudio Sure Architecture con sede en Beijing, capital de China, ha ganado el primer premio en el concurso internacional de rascacielos conceptuales SkyScrapers and SuperSkyScrapers Competition 2014 (SSSC-2014).

Desde este estudio de arquitectura adelantan que el también denominado ‘Organic Skyscraper’ (rascacielos orgánico) solo está en fase de diseño y ha sido emplazado virtualmente cerca de la ciudad de Londres, pero posibilitaría un gran ahorro de espacio en las urbes densas que se han extendido previamente hacia afuera en lugar de hacia arriba.

Sus creadores lo han denominado así para señalar que funciona de una forma orgánica al igual que la sociedad en sí misma y que, tanto su arquitectura como su funcionamiento, están inspirados en la Naturaleza, cuyos elementos están interconectados como en un gigantesco organismo, según se desprende del resumen del proyecto presentado en el concurso SSSC-2014.

Según la compañía que lo diseñó, este edificio ocupará una superficie cubierta total de 165.855 metros cuadrados, procurará reducir las necesidades de luz, refrigeración y calefacción artificiales y sus diferentes niveles, no solo proporcionarán unas vistas impresionantes de los alrededores, sino que además contarán con plazas públicas y espacios comunes.

Para que esta ‘ciudad en altura’ sea sostenible, sus diferentes partes compartirán e intercambian ideas, energía, agua y residuos, funcionando como un ecosistema completo, en el que las pérdidas se reducirán al mínimo.

SOBRE PILARES DE ACERO 

El apoyo estructural de esta torre gigante estará a cargo de seis tubos de acero, que también contendrán la fontanería y electricidad para gran parte del edificio y las diferentes áreas estarán vinculadas por medio de una serie de puentes y pasarelas que ayudarán a aumentar los intercambios, las comunicaciones y las interacciones.

Además, los residentes de este rascacielos orgánico, que será una auténtica ciudad vertical, podrán desplazarse en su interior por una serie de rampas entrelazadas recorriendo calles vibrantes, plazas, espacios tecnológicos y enormes parques en un sistema tan complejo y rico como el de una ciudad real.

EFE/Reportajes