Otra clave, elegir bien el modelo de financiamiento: Branson

El financiamiento colectivo, una innovación disruptiva que está cambiando al emprendedor, está modificando el equilibrio del poder alejándolo de los bancos tradicionales e inclinándolo hacia las manos de la gente que más importa: los clientes.

Ahora las empresas emergentes tienen más opciones de financiamiento que nunca antes.

Archivo

Ahora las empresas emergentes tienen más opciones de financiamiento que nunca antes.

Tendencias
POR:
agosto 28 de 2015 - 11:35 p.m.
2015-08-28

¿Cómo recaudo capital para iniciar un nuevo negocio? Tenía algunos ahorros, pero usé los fondos para tratar de echar a andar una empresa aparte. Desafortunadamente, fracasó. ¿Qué debería hacer para seguir adelante?

La mayoría de las empresas emergentes fracasan en los primeros 18 meses tras su lanzamiento -alrededor del 80 por ciento, según algunos recuentos- y muchos emprendedores agotan sus ahorros tratando de mantener a flote sus negocios.

Mi propia primera empresa, vendiendo árboles de Navidad, fracasó cuando yo seguía en la escuela primaria, después de que los conejos se comieron todos nuestros vástagos. ¡Así que tienes buena compañía!

Antes, los emprendedores con problemas de flujo de efectivo no tenían más opción que pedir ayuda al gerente de su banco local. En los últimos años, nuestros colegas emprendedores han estado pensando en maneras de ampliar nuestras opciones, y ahora las empresas emergentes tienen más oportunidades de financiamiento que nunca antes.

El financiamiento colectivo, una innovación disruptiva que está cambiando al emprendedor, está modificando el equilibrio del poder alejándolo de los bancos tradicionales e inclinándolo hacia las manos de la gente que más importa: los clientes.

Tomemos a IndieGoGo, por ejemplo, que usa el modelo de financiamiento colectivo basado en recompensas. Como emprendedor, puedes hacer un video sobre tu idea y publicarlo en el sitio de IndieGoGo.

La gente a la que le guste tu idea donará dinero porque quiere que se haga realidad. A cambio, tú recompensas a los donantes por sus contribuciones enviándoles, regularmente una muestra de tu producto u ofreciendo acceso a tu servicio una vez que esté listo.

Otra opción es el financiamiento colectivo basado en el capital social: en vez de recibir una muestra de producto a cambio de donar, los inversionistas reciben un porcentaje de tu empresa. Esto significa que la aportación es típicamente mucho más alta. Los emprendedores habitualmente recaudan más efectivo a través de este método que en el modelo basado en recompensas, pero cuando la ronda de financiamiento se completa, son dueños de una menor parte de su negocio.

Debido a su naturaleza enfocada, el financiamiento colectivo en línea funciona mejor cuando se dirige a una comunidad o subcultura específica. Así que pregúntate: ¿Tu idea atrae a cierta comunidad? Si es así, entonces promueve tu producto ante esas personas. Y cuando te den dinero para crear tu negocio, habrás demostrado que hay un mercado para tu producto.

También podría ser útil analizar si hay disponible para ti alguna subvención, las cuales a veces dan los gobiernos en industrias a las que están tratando de apoyar o hacer crecer. En Gran Bretaña, por ejemplo, hay cientos de subvenciones disponibles para empresas enfocadas en la tecnología o la innovación. Pregúntate: ¿hay un problema en particular que tu gobierno esté desesperado por resolver? ¿tu idea ayuda a hacer frente a ese problema? De ser así, deberías investigar más sobre esta opción.

En ocasiones, una mezcla de apoyo gubernamental y financiamiento colectivo basado en recompensas es el mejor camino a seguir. Por ejemplo, la startUp Loans Company, de la cual Virgin StartUp es un socio de ejecución, invita a los emprendedores en el Reino Unido a solicitar préstamos para empresas emergentes de entre 500 libras esterlinas (unos 800 dólares) y 25.000 libras (unos 39.000 dólares).

Este programa está diseñado para apoyar a las empresas emergentes que han estado operando durante menos de dos años. En los últimos 18 meses, Virgin StartUp ha financiado a más de 600 empresas de esta manera.

Si requieres una suma más grande, quizá necesites encontrar a un inversionista ángel. Puedes localizar a inversionistas ángeles en reuniones de relacionamiento, eventos de la industria, o a través de sitios web como AngelsDen.com, una comunidad en línea de inversionistas ángeles.

Para las ideas destinadas a cambiar a una industria que requieren dinero semilla del orden de millones de dólares, puedes recurrir a un fondo de capital aventurero. Creados únicamente para invertir en empresas, estos fondos buscan obtener enormes rendimientos sobre su inversión. Si entras en su radar y les gusta tu idea, invertirán fuertemente y se volverán importantes accionistas de tu negocio. Querrán tener una voz en la forma en que se maneja el negocio.

He aquí mi consejo: En vez de poner todos los huevos en una sola canasta, quizá sea mejor mezclar opciones.

Empieza validando tu idea en un sitio de financiamiento colectivo basado en recompensas, y recauda una cantidad pequeña de dinero promoviendo tu producto o servicio ante un grupo enfocado de clientes. Una vez que hayas establecido una base de clientes, tienes más probabilidad de atraer la atención de un inversionista ángel o un fondo de capital aventurero.

Cualquiera que sea la ruta que elijas, una cosa es segura: el paisaje del financiamiento ha cambiado para bien desde que pedí 300 libras (unos 470 dólares) prestados a mi madre, Eve, hace décadas para establecer el negocio que dio pie a Virgin.

Ahora las empresas emergentes tienen más opciones de financiamiento que nunca antes.

Richard Brandson

Fundador de Virgin Group y compañías como Virgin Atlantic America, Virgin Mobile y Virgin Active.

Favor escribir sus preguntas a: richardbranson@nytimes.com. Incluya nombre, país y dirección de correo electrónico.