Colombia da la bienvenida a los héroes de la Selección

Miles de aficionados recibieron este domingo en Bogotá los 23 jugadores y cuerpo técnico de la 'tricolor' que llegaron de Brasil luego de su histórica clasificación a los cuartos de final de un mundial de fútbol.

Una orgullosa mancha amarilla y roja se tomó las calles de Bogotá.

Reuters

Una orgullosa mancha amarilla y roja se tomó las calles de Bogotá.

Tendencias
POR:
julio 06 de 2014 - 04:38 p.m.
2014-07-06

Ríos de aficionados llegaron al aeropuerto El Dorado de la capital colombiana a recibir a sus ídolos, luego se apostaron a ambos lados de las calles para ver pasar el autobús que los llevó al Parque Simón Bolívar y al cual siguieron paso a paso con la intención de acercarse y por lo menos tocarlo.

Tomaron fotografías y saludaron de lejos a esos héroes que los hicieron soñar y que registraron hasta hoy la mejor actuación de una selección colombiana en los cinco mundiales en los que ha participado.

La mancha amarilla y roja que se pudo observar en las calles, se fue moviendo detrás de la caravana hasta el parque Simón Bolívar con banderas, globos, pitos y pancartas con agradecimientos al equipo y a su técnico José Pekerman.

"No perdimos el Mundial, el Mundial nos perdió a nosotros", o "Pekerman sos colombiano", fueron algunos de los mensajes que se pudieron ver entre los aficionados que convirtieron este día en una verdadera fiesta patria gracias al fútbol y a los protagonistas que luego de 16 años llevaron nuevamente a Colombia a la cita mundialista más importante del llamado "deporte rey".

Al paso del autobús que trasladaba a los jugadores y estaba escoltado por la Policía, los hinchas gritaban, cantaban y los saludaban en medio de lágrimas de felicidad por tener tan cerca a los jugadores que respondieron con un saludo, una sonrisa, y hasta el ondear de la bandera como lo hicieron Freddy Guarín y Juan Guillermo Cuadrado.

El parque Simón Bolívar con capacidad para más de 80.000 aficionados, fue insuficiente para recibir a todos los hinchas que querían formar parte de la gran fiesta de bienvenida de la selección, y muchos de ellos debieron conformarse con las cuatro pantallas gigantes en las que pudieron disfrutar de los grupos musicales que abrieron el espectáculo y luego de las palabras de algunos de los protagonistas del día.

Afiches de los jugadores adornaron también el escenario, pero uno en especial sobresalió y fue el del 10 de Colombia, James Rodríguez, goleador hasta el momento del mundial con seis anotaciones.

"James te amo" o "James, quiero un hijo tuyo" fueron otros de los mensajes que se alcanzaron a leer en algunas pancartas de las seguidoras de uno de los mejores jugadores del grupo.

Colombia como muy pocas veces lo había vivido se desbordó de felicidad, el fútbol una vez más fue protagonista, tras recordar algunos el 5-0 con el que el país vibró cuando la selección nacional le ganó a la de Argentina en las eliminatorias al Mundial de Estados Unidos 1994.

YA EN EL PARQUE

Una marea amarilla Colombia llenó el Parque Simón Bolívar y al menos 50.000 hinchas disfrutaron allí de los seleccionados y del entrenador argentino José Pekerman mientras bailaban, cantaban y agradecían el cariño de la gente. "Colombiano, colombiano, Pekerman es colombiano. Con la selección Colombia hoy todos somos hermanos", corearon los asistentes a la llegada del equipo al acto, lleno de mensajes de unión y en el que también se mencionó la necesidad de la paz en este país con más de medio siglo de conflicto armado.

Uno a uno, los jugadores dijeron unas palabras al público, que a su vez pidió a los futbolistas repetir varias veces la coreografía que hicieron famosa durante el Mundial, en la celebración de sus goles.

"Gracias, muchas gracias", dijo a los asistentes un emocionado James Rodríguez, joven revelación de Colombia en Brasil-2014 y quien aprovechó para recordar a los jugadores que los ayudaron a clasificar al Mundial pero que no pudieron acompañarles en Brasil, entre ellos el astro Radamel Falcao García, quien fue baja por lesión. Rodríguez y el mediocampista Juan Guillermo Cuadrado estuvieron entre quienes más animaron al público, saltaron y bailaron.

"Estamos a la altura de los mejores (...) Siéntanse orgullosos", dijo a su vez Pekerman, quien a pesar de su timidez acompañó a los jugadores en uno de sus bailes.

Entre el público, Wilson Morales aseguró a la AFP estar "muy contento y emocionado" por ver de cerca a los jugadores. "Nosotros tenemos pocas alegrías para los colombianos y hoy esto es nuestro orgullo", completó este hincha, vestido con la camiseta amarilla del combinado nacional.

La selección colombiana fue eliminada por Brasil del Mundial el pasado viernes, en un partido de cuartos de final que quedó 2-1 y que permitió a Rodríguez anotar su sexto tanto y posicionarse como goleador del torneo.

La euforia en Colombia fue grande durante todo el torneo, pero en especial luego de que el equipo accediera a cuartos de final. Ante el lleno total del parque Simón Bolívar, miles se quedaron por fuera y optaron por llenar las vías de la ciudad por las que pasó el bus descapotado con sus ídolos, para saludarles.

 

EFE y AFP