Colombia enfrenta a Uruguay en un partido que no será fácil

En Montevideo, donde Colombia solo ha ganado una vez en la eliminatoria, se espera un final feliz.

Hinchas de la Selección Colombia, en el estadio Metropolitano durante el partido contra Perú.

Archivo particular

Hinchas de la Selección Colombia, en el estadio Metropolitano durante el partido contra Perú.

Tendencias
POR:
octubre 13 de 2015 - 02:07 p.m.
2015-10-13

La Selección Colombia está de vuelta en Montevideo. Este martes, a las 6 p. m., volverá a pisar esa mítica cancha del estadio Centenario, la sede de la final del primer Mundial de la historia, donde tratará de sumar puntos para ir al próximo, el de Rusia 2018. Ya comenzó bien, al menos desde el punto de vista de la tabla de posiciones. Y la meta es sumar.

No es fácil. Nunca ha sido fácil jugar en Montevideo, donde el espíritu de los campeones olímpicos de 1924 y 1928, y de los que ganaron los mundiales de 1930 y 1950 se apodera de los 11 futbolistas que se ponen la camiseta celeste. Y por eso agotan sus energías, riegan la cancha con sudor y pelean como si fuera el último partido de sus vidas.

Por eso son tan complicados de enfrentar. Que lo diga el propio José Pékerman, que hace dos años llegó en busca de un empate que le asegurara la clasificación a Brasil 2014 y terminó perdiendo 2-0, después de aguantar durante 76 minutos. El sueño de clasificar se aplazó un mes. Y que lo digan sus antecesores, que no pudieron sacar puntos allí y por eso se despidieron del Mundial.

Uruguay tiene bajas importantes. Pero los que entren al campo, seguramente, intentarán hacer olvidar a Luis Suárez y a Édinson Cavani, los dos principales ausentes. Y jugarán como si fueran Obdulio Varela, el legendario capitán de 1950, o José Nasazzi, el líder del equipo de 1930.

Toda esa historia descansa debajo de las tribunas del estadio Centenario, en un bello museo, cargado de fotos, medallas, camisetas, balones, guayos y decenas de recordatorios de los momentos más gloriosos del fútbol uruguayo. Colombia también deberá dejarla atrás y no pensar en el pasado, sino en el presente, si quiere regresar a casa con algún punto en la maleta, de cara a su futuro. La eliminatoria no se acaba hoy, pero cualquier punto, a favor o en contra, puede ser definitivo para el destino del equipo, aunque eso solo se sabrá en noviembre de 2017, cuando se acabe la eliminatoria suramericana.

“Independientemente de quién juegue, esta selección (Uruguay) no da la pelota por perdida. Tienen mucha fuerza física y mental, por lo que hay que cuidarse”, aseguró Fredy Guarín, que en el partido contra Perú se estrenó como capitán de la Selección Colombia.

AMBOS, CON BAJAS

Pero si Uruguay se preocupa por las ausencias de Suárez, Cavani, Cristian Rodríguez y Egidio Arévalo Ríos, a Colombia también le faltan jugadores importantes. El que más se extraña es James Rodríguez, el héroe de la última vez que colombianos y uruguayos se encontraron en un campo de fútbol.

Fue en otro estadio que fue sede de dos finales de la Copa del Mundo. El 28 de junio del año pasado, en el Maracaná, James anotó el mejor gol de Brasil 2014 y luego, con otro tanto en el segundo tiempo, mandó a los uruguayos a casa y le puso el sello a la mejor actuación colombiana en un Mundial, que se acabaría seis días después, en Fortaleza, en los cuartos de final, contra Brasil.

Pero James no estará. Y Colombia debe demostrar en el Centenario que también puede rendir sin el ‘10’ del Real Madrid, sin el goleador del Mundial. Ya superó el primer examen el jueves pasado frente a Perú, en Barranquilla, donde sufrió para sacar una ventaja de dos goles. Ahora deberá hacerlo como visitante.

“Hay compañeros que nos hacen falta en el equipo y que son importantes, pero quienes están aquí es porque tienen condiciones y siempre salen para demostrar todo en la cancha. Creo que va a ser un bonito partido, nosotros siempre salimos a ganar”, declaró el lateral Santiago Arias, que hace dos años vio el partido en Montevideo por televisión. En la siguiente convocatoria, su nombre apareció en la lista de Pékerman y nunca volvió a faltar. Este martes será el titular y el dueño de la banda derecha de la defensa.

El Centenario es un estadio repleto de historia. Pero Colombia también escribió la suya en Brasil, donde demostró que Uruguay no es invencible. Ahora, el rival tiene bajas importantes. Y, contrario a lo que pasaba antes, queda mucha eliminatoria después de Montevideo. Se puede.

JOSE ORLANDO ASCENCIO
Subeditor de DEPORTES
En Twitter: @josasc