Colombia, un país que no tiene cultura del ahorro

Estudio de GFK muestra que el país está por debajo del promedio obtenido en Latinoamérica.

Tendencias
POR:
octubre 08 de 2012 - 11:28 p.m.
2012-10-08

¿Qué haría usted si en este momento le dieran 100 mil dólares? ¿Ahorraría el dinero o preferiría gastarlo?

Esa fue una de las incógnitas que se planteó la firma de investigación GFK en Latinoamérica, cuyos resultados no dejan muy bien librado a nuestro país en materia de ahorro.

Del total de las respuestas obtenidas, solo el 13 por ciento de los colombianos dijo que ahorraría todo el dinero, una cifra que está por debajo del promedio latinoamericano del 17 por ciento.

Según Vanessa Díazgranados, directora de innovación de GFK, los resultados se deben a la situación económica de los colombianos pues, pese a que ha mejorado paulatinamente en los últimos años, su capacidad adquisitiva hace que los gastos y las obligaciones cotidianas estén en el primer lugar de los consumidores locales.

“Lo que no genera cultura de ahorro es tener que atender las necesidades básicas y eso se ve de manifiesto en el estudio.

La gente prefiere poder comprar lo que necesita para subsistir. Es entendible en una economía como la colombiana, que está deprimida, con unas tasas de desempleo que, aunque han bajado, siguen siendo altas comparadas con otros países”, dijo.

En cuanto al destino que se daría al dinero en caso de gastarlo, el mayor porcentaje de los encuestados respondió que utilizaría el dinero para comprar una casa (22 por ciento), una de las posesiones más preciadas y símbolo de estabilidad para los colombianos. “Cuando uno entra a mirar, las personas que comprarían una casa son las de estratos más bajos, particularmente las mujeres, y en ciudades con la mayor deficiencia económica, ahí es donde sabemos que la casa para la gente es seguridad, es futuro, también una inversión, es un bien que genera rentabilidad”, analizó Díazgranados.

La cifra anterior solo es superada por Venezuela, donde la incidencia alcanza el 26 por ciento.

La tesis anterior se refuerza cuando se ve que, además, el 11 por ciento dijo que usaría ese dinero para pagar deudas, lo que ubica al país en el segundo lugar en ese tema.

El primero lo ostenta México (14 por ciento). En cuanto a los demás gastos, la vocera aclaró que “lo que no sabemos es si cuando la gente habla de ropa o restaurantes, lo hace como si fueran bienes suntuosos o como necesidades básicas”.

Al analizar las cifras según ciudades, se evidencia que los colombianos “más ahorradores” están en Medellín y Barranquilla (15 por ciento de las personas en esas cabeceras dijo que guardarían el dinero), seguidas de Cali (14 por ciento) y, finalmente, Bogotá (11 por ciento).

Por su parte, en Barranquilla se ubicarían los colombianos más derrochadores de todos, pues el 10 por ciento dijo que utilizaría absolutamente todo el dinero en ropa, salidas, viajes y diversión.