Colombia se viste de candidato con un 2-0 a Uruguay

La Selección superó así su mejor actuación histórica en una Copa Mundial en cinco presencias, cuando en Italia-1990 el equipo dirigido en ese entonces por Francisco 'Pacho' Maturana cayó en los octavos de final.

James ha marcado cinco goles en cuatro partidos del Mundial.

EFE

James ha marcado cinco goles en cuatro partidos del Mundial.

Tendencias
POR:
junio 27 de 2014 - 11:29 p.m.
2014-06-27

Con calidad en el juego y guiada por James Rodríguez, Colombia se metió por primera vez en los cuartos de final de un Mundial al ganar 2-0 a Uruguay este sábado en el Maracaná de Rio de Janeiro, un resultado que la envía a un durísimo cruce con el anfitrión Brasil.

El joven astro colombiano a los 28 y 50 minutos marcó los goles de la victoria, convirtiéndose en el máximo artillero de la cita brasileña con 5 tantos.

Para Uruguay la derrota significó una amarga despedida de Brasil, que comenzó con la expulsión el jueves del astro Luis Suárez del Mundial tras propinarle un mordisco al defensor italiano Giorgio Chiellini.

Colombia se paró en el Maracaná con una propuesta ofensiva interesante, que se tradujo rápidamente en la posesión de la pelota y en la toma de la iniciativa para meter a Uruguay en su área.

Fue así como el combinado cafetero se aproximó en los primeros 15 minutos con dos situaciones de pelota detenida y generando el peligro por la banda derecha, donde Juan Guillermo Cuadrado y Camilo Zúñiga le mortificaban la vida a Álvaro Pereira a pura gambeta y toque corto.

Uruguay no encontraba respuesta a la presión del rival y se veía incómodo, además que le costaba progresar en ataque por su falta de claridad en la mitad, donde Cristian Rodríguez y Diego Forlán tirado unos metros atrás no encontraban conexión.

Y ese control total del juego pronto iba a darle alegrías a Colombia a los 28 minutos con una joya de gol del 'Principito' Rodríguez, considerado por la FIFA como el mejor jugador de la primera fase.

El '10' del AS Mónaco dibujó una pintura controlando la pelota con el pecho de espalda al arco, giró y sin dejarla caer le pegó de zurda fuera del área grande para clavarla arriba, donde no llegó Fernando Muslera pese a su estirada.

A partir de allí, Uruguay quiso a pura fuerza aproximarse al arco de David Ospina, pero los confusos intentos murieron frente a una defensa bien plantada y que no le dio un mínimo de ventaja a sus atacantes.

La segunda parte no cambió el decorado respecto a la ya jugada, siendo Colombia la que llevaba el peso ofensivo y maniatando a Uruguay, que sin ideas hacía del orgullo su única arma para poner la cara. Pero la noche era perfecta para Colombia y soñada para el 'Principito'.

James apareció libre de marca en el área pequeña a los 50 minutos para anotar el 2-0, luego de un centro al segundo palo de Pablo Armero que bajó de cabeza Cuadrado a manera de habilitación.

Con el gol, Uruguay retrocedió más de lo debido y le costó contener a una Colombia que inclinó decididamente el partido en su favor y empezó a volcar el desarrollo por completo en campo celeste.

En la medida que pasaban los minutos, parecía difícil que los charrúas pudieran hacerle daño a Colombia, en buena medida por la estructura defensiva que montó el técnico José Pekerman y cuando fue superada el golero David Ospina se encargó de decirle "no" a la celeste.

El Maracaná, el mismo que profanó Uruguay en 1950, esta vez abrazó a Colombia, que partido a partido ha demostrado tener talla de candidato al título, mientras que el campeón de América le puso fin a su sueño mundialista con un partido que comenzó a perder afuera de la cancha.

AFP