Con residuos de café crean combustible para buses en Londres

El combustible será suministrado por un proyecto establecido por Bio-bean Ltd, y se producirán 6.000 litros al año.

Londres es la ciudad del mundo más cara para expatriados, con un costo por empleado de 120.568 dólares.

La compañía está planeando expandirse en todo el Reino Unido y, en el futuro, a Europa continental y Estados Unidos.

Archivo particular.

POR:
Portafolio
noviembre 25 de 2017 - 11:20 a.m.
2017-11-25

Los emblemáticos autobuses rojos de dos pisos de Londres pronto funcionarán con un biocombustible elaborado parcialmente con posos de café viejos.

El combustible será suministrado por un proyecto establecido por Bio-bean Ltd., una compañía con sede en Londres que se unió a Royal Dutch Shell Plc en la iniciativa. Se producirán 6.000 litros de combustible al año.

(Lea: Londres aplica impuesto por contaminación a vehículos)

"Tiene un alto contenido de aceite, un 20 por ciento de aceite en peso en los posos de café de desecho, por lo que es estupendo para hacer biodiesel", dijo Arthur Kay, fundador de Bio-bean.

(Lea: Sigue la controversia por importaciones de etanol

A medida que aumenta la presión pública contra el uso de alimentos como combustible, las empresas se centran cada vez más en biocombustibles a partir de desechos tales como el aceite para cocinar y plantas no comestibles.

(Lea: Zonas francas atraen a los productores de biocombustibles

Algunos cultivos como el maíz y la caña de azúcar se transforman en etanol para motores de combustión
y cuentan con mercados considerables en algunas partes de Estados Unidos y América del Sur.

Bio-bean se ha asociado con miles de cafeterías en todo el Reino Unido, como Costa Coffee Ltd. y Caffe Nero para recoger posos de café. El Reino Unido produce 500.000 toneladas anuales, según Kay.

La empresa matriz de Caffe Nero es Italian Coffee Holdings Ltd., con sede en Londres. Los posos convertirán en biocombustible en la fábrica de la compañía en Cambridgeshire y se mezclara con diesel comun con un 20 por ciento del producto terminado.

Este se envía posteriormente a un tanque central donde repostan los autobuses de Londres. La compañía también produce gránulos de biomasa sólida y briquetas para su uso en calefacción y estufas, produciendo 50.000 toneladas al año.

"También es una buena materia para otros productos porque está lleno de energía, tiene mayor contenido calórico que la madera", dijo Kay. Bio-bean se fundó en 2013 y recibió fondos del Gobierno del Reino Unido, Shell e inversores privados.

La compañía está planeando expandirse en todo el Reino Unido y, en el futuro, a Europa continental y Estados Unidos. "Esencialmente estamos buscando lugares donde se bebe una gran cantidad de café", dijo Kay. "Nuestros principales planes de expansión se basan en donde hay fábricas de café instantáneas".

Siga bajando para encontrar más contenido