Concierto / Vicente Fernández y su adiós ranchero

El artista tiene 45 años de vida artística y 81 producciones discográficas.

POR:
agosto 18 de 2012 - 12:26 a.m.
2012-08-18

En la gira de despedida, el cantante mexicano hará su primer concierto en Bogotá, el domingo 19 de agosto, en el parque Simón Bolívar.

Son 45 años de carrera, sin contar que a los 14 ya tenía decidido que lo suyo era cantar rancheras.

Vicente Fernández ha tenido fama de buena persona y gran profesional, y por eso se ganó el respeto de una industria que lo llama don Vicente, no solo por aquello que dicen las abuelas, “por edad, dignidad y gobierno”, sino porque en su voz, la ranchera, un género insignia, sigue vivo.

En Huentitan El Alto, estado de Jalisco (México), nació Vicente Fernández, el 17 de febrero de 1940.

Su papá era Ramón Fernández, dedicado a los trabajos del campo, y su mamá, Paula Gómez de Fernández, un ama de casa que murió a los 47 años, en 1963, víctima del cáncer.

En la discografía de Vicente Fernández figuran 81 producciones. La primera fue grabada en 1967, con el título La voz que usted esperaba.

En dos discos ha tenido como invitado a su hijo Alejandro; en uno, a su hijo Vicente, y en otro, cantó con Vicky Carr.

Su más reciente trabajo es Los dos Vicentes (2012). La ley del monte Vicente Fernández protagoniza esta película, de 1976, dirigida por Alberto Mariscal.

El tema de la cinta, del mismo nombre, fue interpretado por Fernández y se convirtió en un éxito.

Vicente Fernández ha dicho que su sitio favorito en el mundo es su rancho, Los Tres Potrillos, que se llama así en homenaje a sus hijos varones.

Allí no solo venden ejemplares equinos, sino que también se preparan espectáculos de charrería que se presentan por todo México.

El concierto se realizará en el Parque Simón Bolívar, las boletas tienen un precio de que va desde los 92.000 hasta los 260.000 pesos.

CINE

La Lectora B***

Dirección: Riccardo Gabrielli

Protagonistas: Carolina Guerra y Carolina Gómez

k jheredia@cable.net

Dormir mucho y llegar tarde a clase son circunstancias que originan un secuestro.

Así se inicia la trama de esta interesante película dirigida, por Riccardo Gabrielli quien en el desarrollo del guión mezcla la angustia y el sufrimiento de la secuestrada “lectora” con los intereses de los protagonistas de la misma novela que la estudiante va leyendo.

Hay que descubrir en dónde se encuentra el misterioso maletín que se ha extraviado, cuyo contenido es muy valioso.

Un drama de misterio, intriga y acción, que logra mantener hasta el final el suspenso e interés creado por las sobresaliente actuaciones de Carolina Guerra y Carolina Gómez.

La lectora con sus gestos, expresiones y miradas vive a fondo el personaje que es el hilo conductor del film, acompañada por Karen, en un revelador papel, y el cachorro (Diego Cadavid), también con magnífico desempeño.

El drama, con algo de humor negro, se puede clasificar como una muy buena representación del cine colombiano actual.

Siga bajando para encontrar más contenido