Conozca lugares inolvidables en el mundo

Bellezas de la naturaleza siguen atrayendo visitantes de todo el planeta, y su brillo no se opaca con los años.

Atardece en Stonehenge, un ritual místico de más de 5.000 años.

AFP

Atardece en Stonehenge, un ritual místico de más de 5.000 años.

POR:
septiembre 30 de 2013 - 11:34 p.m.
2013-09-30

Un conjunto de maravillas de la naturaleza se encuentra a lo largo y ancho del planeta. Efe se ha dado a la tarea de visitar algunos de ellos y avivar con su relato el deseo de conocerlos.

En este viaje a la belleza de lugares únicos en el mundo, los atardeceres son un tema que se destaca. Sus colores y tono rojizo de calma e intimidad reflejan la grandiosidad del astro rey.

Atardeceres hay uno cada día, pero ninguno es igual al anterior, del mismo modo que no hay dos lugares del mundo con la misma puesta de sol: una despedida en la costa de Brasil, desde la sabana africana o entre los rascacielos de Nueva York son algunos de los lugares en los que se puede disfrutar de esta emoción única.

Ya sea bañados por la arena del desierto, perdidos en el continente virgen de África o entre gigantes de acero en las ciudades más industrializadas del mundo.

DE COLORES Y EMOCIONES

En Europa, la despedida del Sol tiene raíces musulmanas y otomanas, y desde la Alhambra de Granada o el mar Mediterráneo, que baña las costas de la isla de Santorini, se puede disfrutar de este momento mágico.

La pequeña isla de Grecia es considerada el santuario del atardecer, y desde sus acantilados blancos se puede disfrutar del Sol más hermoso del Mediterráneo, mientras los barcos de vela navegan en un mar teñido de dorado.

El momento más mágico en Río de Janeiro se vive escuchando el romper de las olas en la playa de Ipanema, un delicioso lugar desde el cual encontrarse con la luz del Sol cada atardecer.

Ahora, desde la costa del océano Índico, por un paseo marítimo de arena blanca, los colores rosados del sol contrastan con el azul turquesa de las aguas cristalinas de las Islas Maldivas. Allí, el ocaso dibuja los colores del arco iris en el horizonte.

UNA RESERVA DE LA HUMANIDAD

La Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an, en el sureste de México, fue declarada Patrimonio Mundial por la Unesco en 1987.

Esta maravilla se encuentra en sus ríos subterráneos, los más grandes del mundo, en sus 23 sitios arqueológicos y en una biodiversidad de más de 3.900 especies de flora y fauna, con animales como el jaguar, el puma, el mono araña, el tapir o el manatí.

Efe Reportajes

Siga bajando para encontrar más contenido