Cristiano Ronaldo: La historia de una estrella de película

El portugués se perfila como el más seguro ganador del Balón de Oro el próximo lunes.

Cristiano Ronaldo juega en el Real Madrid.

Archivo Portafolio.co

Cristiano Ronaldo juega en el Real Madrid.

POR:
enero 11 de 2014 - 12:26 a.m.
2014-01-11

TOMA UNO

 “Voy a volver a ganar el Balón de Oro”, le dice Cristiano Ronaldo al reportero. Y lo dice con esa convicción con la que se expresa siempre; esa misma con la que juega cada partido, con el Real Madrid o con Portugal.

Convicción que para quienes lo critican es arrogancia; quienes conozcan su historia sabrán que es reflejo de una férrea disciplina, inspirada en una enseñanza de su padre Dinis, que le repetía: “Solo los débiles se dan por vencidos”.

TOMA DOS

“He cumplido mi sueño de niño, que era jugar en el Madrid”, dice emocionado el 6 de julio de 2009 ante más de 80.000 seguidores del equipo que han acudido al Santiago Bernabéu para darle el recibimiento al jugador más caro de la historia, 94 millones de euros pagados al Manchester United.

Su nuevo salario: 13 millones anuales, otra cifra récord, más el 40 por ciento de los ingresos por contratos publicitarios.

TOMA TRES

“Eu estou aquí”, dice Cristiano Ronaldo al marcar en el Friends Arena aquel 19 de noviembre, en el partido final de repechaje a Brasil. Ibrahimovic había empatado la serie, 2 a 2. Pero Cristiano, mientras los suecos celebraban el segundo gol, se inclinó para amarrar su botín, con un gesto de resolución. Y en dos minutos marcó otros dos goles para asegurar su tiquete a Brasil. De paso, con el triplete de aquella noche memorable igualó los 47 de Pauleta.

TOMA CUATRO

Avanza por la alfombra roja, con traje de etiqueta, saludando en medio de una nube de flashes, cual actor de Hollywood.

Pero estamos en Madrid, en el Teatro Capitol, donde la presencia del jugador para grabar un anuncio ha colapsado la Gran Vía.

La multitud quiere saludarlo. Y él responde generoso. Entiende que más allá de su condición de futbolista es una estrella del espectáculo en un mercado globalizado.

Se ha convertido en uno de los deportistas más mediáticos y es el más popular en las redes sociales, con más de 68 millones de seguidores en Facebook.

TOMA CINCO

Con 55 millones de dólares, Cristiano es quinto entre los deportistas con más ingresos de 2013, y el primero entre los futbolistas, según la revista ‘Forbes’; sus ganancias le permiten darse los lujos de un multimillonario, como comprar autos de alta gama y habitar lujosas mansiones. Así, Cristiano cambió la historia de niño pobre en su natal isla de Madeira, por la de un hombre privilegiado.

EL PARTIDO DE LA BENEFICENCIA

Está sentado en una cabina de radio, frente al micrófono, en medio de Guillermo, Miguel y Víctor, tres niños enfermos de leucemia; hacen un programa para promover la donación de médula en favor de quienes padecen esta enfermedad. Aquí desaparece aquella coraza que parece blindarlo en cada partido, y se muestra relajado, afectuoso con los niños.

LA TOMA SEIS: SU VOLUNTAD FÉRREA

Está llorando, inconsolable, en el camerino. Apenas tiene ocho años. Su padre, Dinis, llega a reconfortarlo. ¿Qué pasó? Perdieron el partido, y él cree que no podían perder. El padre le acaricia la cabeza, le da ánimo y le dice: “solo los débiles se dan por vencidos”.

Viendo la historia de Cristiano, uno llega a una conclusión: a pesar de todas sus destrezas, su principal fortaleza está en su voluntad para sobreponerse a las críticas y burlas de la prensa, y a la messimanía con la que han querido hacerle sombra. Y por esa voluntad se ha mantenido arriba, y el lunes puede ganar

el balón de oro.

Andrés Vergara A.

Especial para Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido