¿Cuáles son las carreras del futuro?

Julio César Sandoval, decano de ingeniería de la Universidad El Bosque, habla sobre los retos del modelo y el futuro de la educación.

POR:
Portafolio
abril 27 de 2017 - 11:01 a.m.
2017-04-27

El desarrollo tecnológico está transformando vertiginosamente la sociedad, las relaciones interpersonales, la interacción con el medio ambiente, la forma cómo las empresas desarrollan sus procesos; incluso, la educación ha tenido que romper sus esquemas y adaptarse para formar profesionales más humanos que participen activamente en este nuevo contexto al que los economistas han llamado “Industria 4.0” o la “Cuarta Revolución Industrial”.

El World Economic Forum (WEF, por sus siglas en inglés), señaló en su informe del 2016 “la perspectiva popular sobre la Cuarta Revolución Industrial es optimista, conforme señala el economista y director de WEF, Klaus Schwab —la tecnología está mejorando la calidad de vida y el medioambiente— y a su vez es temerosa, pues genera consecuencias para las que no estamos preparados.”

Debido a esta coyuntura mundial Colombia se encuentra en un momento de transición, el paso de una economía tradicional a una moderna que exige mayor grado de innovación y productividad, a partir de recurso humano calificado que permita generar una convergencia entre los diferentes sectores y aportar a la modernización empresarial.

Las ingenierías y las ciencias aplicadas han hecho grandes aportes por medio del desarrollo de software, lo cual proyecta a los ingenieros como los protagonistas en el desarrollo económico de esta nueva era. De acuerdo a cifras de la Federación Colombiana de la Industria del Software y Tecnologías Informáticas Relacionadas, este sector ha tenido una tasa de crecimiento del 13 % anual, por lo que la demanda de profesionales de estas áreas va en aumento, así como las compañías y los emprendimientos que apuestan al desarrollo de software.

Una nueva generación de Ingenieros Ambientales es una de las mayores demandas de esta Cuarta Revolución Industrial. Mientras los recursos naturales se agotan, la población aumenta, es por esto que se necesita una nueva generación ingenieros ambientales, profesionales que mejoren la calidad de vida de las personas a través de la gestión responsable del ambiente ya que este es el momento para actuar y generar conciencia sobre la importancia de crear estilos de vida adaptados a las necesidades reales de la sociedad.

Así mismo, las artes están incursionando en el mundo empresarial con técnicas que le permiten al interior de las organizaciones desarrollar fortalezas en el manejo de las negociaciones y prueba de ello creamos para el sector salud, nuevas metodologías que combinan el arte con la medicina terapéutica y lo llamamos “Teatro Terapéutico” que busca mejorar la calidad de vida de las personas.

Siga bajando para encontrar más contenido